Crónica DUI: Hondureña vuelve a caer por lo mismo de hace seis meses

Compartir
Suscríbete
Crónica DUI: Hondureña vuelve a caer por lo mismo de hace seis meses
Foto: Policía de Norcross | Video: MH
  • Crónica DUI: Hondureña vuelve a caer por lo mismo de hace seis meses
  • La mujer podría tener un serio problema con el alcoholismo y no se da cuenta
  • Lo más irónico del caso es que fue el mismo policía el que la paró ambas veces

Crónica DUI. El alcoholismo es un problema creciente en nuestra comunidad y lo peor es que no solo entre las personas adultas, sino que cada vez más entre los más jóvenes, incluso en muchachos que ni siquiera han alcanzado la mayoría de edad lo que, a mi criterio, pone en riesgo a nuestras próximas generaciones.

Cualquiera dirá que no solo nosotros los hispanos tenemos ese problema y estoy de acuerdo, sé perfectamente que se da en todas las razas, pero en lo personal, debo enfocarme en la mía, en primer lugar, porque trabajo para un medio de comunicación en español y segundo, porque estamos en un país extranjero y por ende estamos obligados a conocer y acatar las leyes, no a excusarnos buscando otros culpables.

crónica DUI
Policía de Norcross

Cae otra cliente frecuente de las discos de Georgia

En mi crónica de hoy en MundoHispánico quiero contarles la historia de Ingris Maldonado, una hondureña de 31 años que reside en la ciudad de Norcross (Georgia) y a quien el parecer le gusta frecuentar los bares y discotecas de la zona, lo cual está en su derecho de hacer, pues ya es una mujer adulta.

A Ingris también le gusta beber licor, a lo legalmente también tiene derecho. Sin embargo, ha hecho cosas y tomado decisiones para las cuales ni ella ni nadie está autorizada en este país, como es el hecho de manejar borracha, a sabiendas de que podría verse envuelta en algún accidente en el que pueda resultar severamente lastimada o peor aún, llevarse a un inocente de por medio.

Crónica DUI: a Ingris se le olvidó que la policía no duerme

crónica DUI
Ingris Maldonado (Alguacil del condado de Gwinnett)

El pasado fin de semana, la centroamericana visitó como de costumbre un popular centro nocturno de esa localidad y se echó, como siempre, sus tragos. Luego salió del antro, se subió a su vehículo, lo prendió y salió de regreso para su casa, pero como era de esperarse, cometió una serie de infracciones debido a su estado.

El oficial Benny Peña, quien todas las noches patrulla las calles de Norcross, notó que el vehículo que conducía Ingris iba más lento de lo normal y que estaba obstruyendo el flujo vehicular, por la cual le prendió las luces azules para ordenarle que se detuviera y de esa manera ver lo que pasaba con el conductor.

El oficial Peña la ha cachado dos veces

crónica DUI
El oficial Benny Peña en plena acción. (Policía de Norcross)

Tremenda sorpresa la que se llevó el agente dominicano cuando paró el carro e hizo contacto con su chofer. Y es que no tardó en darse cuenta de que le era un rostro familiar, una cara conocida y de hace poco tiempo. Y es que apenas hace seis meses, Peña paró a Ingris y la arrestó exactamente por cometer la misma falta.

Esa madrugada del 26 de septiembre de 2020 salió del nightclub completamente intoxicada y de igual manera se atrevió a conducir así. Debido a su condición olvidó prender las luces de su carro y, para colmo de males, iba saliéndose continuamente de su carril, fue así como Peña la cachó esa vez.

Crónica DUI: esposada a pesar de sus llantos

crónica DUI
Ingris Maldonado (Alguacil del condado de Gwinnett)

Al verse sorprendida en el acto, en ambas ocasiones Ingris se echó a llorar para tratar de convencer al uniformado de que tuviera piedad con ella, pero eso de nada le sirvió, pues tuvo la mala suerte de que Peña es uno de los oficiales de Georgia que tiene cero tolerancia a los conductores que manejan ebrios o drogados.

Peña le hizo las respectivas pruebas para medir su nivel de intoxicación y en ambas veces las reprobó, por lo cual fue arrestada en el acto y recluida en el Centro de Detención del condado de Gwinnett, aunque recuperó su libertad tras el pago de las fianzas.

Un cargo de DUI cuesta hasta 12 mil dólares

crónica DUI
El oficial Benny Peña fue galardonado el año pasado entre los policías de Georgia que más conductores borrachos ha capturado. (Policía de Norcross)

Una sola acusación de DUI le puede costar a un conductor entre 10 mil y 12 mil dólares, entre gastos de multas y honorarios de abogados, además de que le podría acarrear la suspensión de la licencia de conducir hasta por 12 meses al infractor. En el caso de Ingris eso no será problema porque ella no cuenta con un permiso de manejar.

Sin embargo, eso significa que Ingris podría no tener estatus legal en el país, lo que complica aún más su situación, pues con sus dos cargos de DUI prácticamente es candidata a la deportación en caso de que algún día cayera en alguna redada de Inmigración o que solicitara regularizar su estatus migratorio. Y es que con semejantes antecedentes cualquier juez podría considerarla como un peligro para la sociedad. Mal por ella. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.