Crónica: Deportación y transplante ¿se puede sufrir más?

Crónica deportación y transplante ¿se puede sufrir más?

Yisel mira a los niños, que rien ajenos.

¿Cuánto más mantendrán su sonrisa? ¿Tendrán que ir a México, donde no conocen a nadie? ¿Habrá transplante para Anthony? ¿Cumplirá alguna vez sus 18?

El hospital Oregon Health & Science University (OHSU) de Portland le seguró que, a pesar de su problema con inmigración, continuarán con el proceso de Anthony y ha vuelto a la lista de pacientes a la espera de un trasplante.

Pero nada es seguro, ni la vida, ni la rutina ni el futuro.

Gracias por leer mi columna. ¡Te espero en la siguiente!

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+