Crónica: Corrió porque tenía miedo y la policía lo mató de un balazo

blank
blank

  • Crónica: Corrió porque tenía miedo y la policía lo mató de un balazo.
  • Andrés Guardado solo tenía 18 años, poca experiencia y mucho miedo.
  • Estaba trabajando en un taller de autopartes y todo se convirtió en una pesadilla que terminó con su vida. 

Andrés Guardado no sabía que un trabajo como guardia de seguridad en un taller de autopartes iba a ser lo que fue. De hecho, el muchacho de 18 años estaba contento con tener un trabajo.

Todos sabemos lo que es empezar en la vida, el primer empleo, sea lo que sea, te sabe a éxito. Así que él estaba orgulloso de ganar dinero. Pero era muy joven todavía. Aún tenía todo por delante.

El jueves, a eso de las 6 de la tarde, su jefe le pidió que limpiara un grafitti que ensuciaba el exterior del local en el 400 de Redondo Beach Boulevard, cerca de South Figueroa Street, en el área de West Compton, LA.

A Andrés no le molestó hacerlo, cualquier cosa que le pidieran, él iba a hacerlo. Quería que su jefe estuviera contento, quería hacer las cosas bien.

Hasta el momento, Guardado no tenía antecedentes de nada. Era un muchacho comenzando a vivir.

blank

Andrés Guardado, fotos publicadas en Twitter por @tina_patel (izquierda) y @MPHProject (derecha)

Así que, sin ponerse el uniforme de guarda de seguridad, agarró sus elementos de limpieza y se dispuso a limpiar la pared. Pero sí llevó su arma por si acaso.

Mientras limpiaba, vio de reojo que agentes de la policía de LASD lo estaban observando.

Por alguna razón, Andrés Guardado, sintió que se le erizaban los vellos de la nuca. Le daba miedo la policía. No tenía nada que esconder, no había hecho nada malo, pero era casi institivo.

Así que, del susto, desenfundó el arma que tenía.

Pero no disparó ni enfrentó a los agentes.

¿Sabes lo que hizo? ¡Echó a correr!

Y los agentes vieron a un hispano joven corriendo con un arma, así que, inmediatamente, corrieron detrás de él en una persecución que no llegó muy lejos.

No entiendo por qué Guardado huyó como alma que lleva el diablo. Solo puedo llegar a sospechar que su juventud e inexperiencia le hicieron la peor jugada de su vida.

Y la última.

A los pocos minutos se escucharon tiros. Se había iniciado un tiroteo entre Guardado y los agentes. El hispano tuvo la peor parte. Le impactaron dos balazos y murió allí mismo.

Hay muchos cabos sueltos en esta historia. La policía dice que “observó” al muchacho y este desenfundó su arma y salió corriendo, por eso lo persiguieron.

Pero eso no tiene sentido.

El jefe de Guardado da una explicación con un sutil detalle que podría hacerme entender lo que pasó. Dice que los agentes se acercaron a Guardado y lo apuntaron con sus armas.

Ahí ya me cierra mejor todo.

Si este muchacho los vio acercarse con armas apuntándole, sí puede haberse asustado y, temiendo lo peor, haber echado a correr en vez de quedarse quieto. Inexperiencia, miedo.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank