Crónica: Conductora latina hizo todo lo que no debía de hacer

  • Crónica: Conductora latina hizo todo lo que no debía de hacer.
  • La chica ahora sabe lo que es tener una pistola apuntándole en la frente.
  • María Zapata confesó que había aprendido la lección, aunque eso no la librará de las consecuencias legales.

Hay algo en la vida que sin duda alguna María Zapata nunca olvidará y es el hecho de que un policía de Georgia le apuntara en la frente con su pistola.

No soy experto en temas legales, pero después de haber visto y analizado todas las pruebas que las autoridades poseen en contra de esta joven latina, creo que hasta tiene suerte de estar viva para contar esta experiencia.

Y es que nos ha dicho una y otra vez que no debemos conducir tras consumir bebidas embriagantes.

Se nos ha advertido además de que cuando un policía nos pare en la calle no intentemos huir, sino que, todo lo contrario, que por nuestra seguridad y la de él, debemos acatar sus indicaciones.

Pero también se nos ha enseñado mil veces que cuando nos detengan debemos quedarnos sentados con las manos sobre el volante y que por nada en el mundo hagamos algo que pueda hacerle creer al oficial de que somos peligrosos.

Sin embargo, parece que a esta muchacha hispana de tan solo 23 años todo eso se le olvidó por completo la noche en que fue arrestada en la ciudad de Nocross.

El oficial Benny Peña patrullaba las calles de esa localidad cuando se dio cuenta de que algo no andaba bien con un vehículo.

Y es que el automóvil se salía constantemente de su carril y en un momento hasta estuvo a punto de golpear a otro carro que transitaba por la misma vía.

Al darse cuenta de esa situación, Peña le prendió de inmediato las luces y activó su sirena para cerciorarse de qué se trataba.

No obstante, al ver de que pretendían pararla, la conductora del coche en lugar de reducir la marcha y parar cuanto antes, pisó el acelerador y trató de escapársele.

Crónica: Conductora latina hizo

Peña inició de inmediato una persecución mientras pedía refuerzos a sus compañeros más cercanos.

Luego de varios minutos la conductora finalmente redujo la velocidad y comenzó a hacerse a una orilla.

Pero justo antes de parar por completo, se subió a una banqueta y daño en acto la llanta delantera y quién sabe que otras partes de su carro, pues este comenzó a echar humo en cantidad.

Para ese entonces ya tenía al menos tres patrullas en sus alrededores.

Fue en ese preciso instante en que Zapata cometió otro terrible error con el que literalmente expuso su vida.

La chica abrió la puerta de su auto y pretendía bajarse, lo que alteró los nervios de Peña quien se vio obligado a salir de su patrulla con su arma de equipo en mano.

El uniformado le apuntó directamente al pecho y rostro de la conductora, que es para lo que están entrenados, al mismo tiempo de que empezó a exigirle que levantara sus manos.

Hasta que ya la tenía enfrente, Peña supo exactamente que se trataba de una persona inofensiva que simplemente estaba tratando de huir para evadir responsabilidades, pues iba conduciendo borracha.

Zapata fue esposada y recluida en la prisión del condado de Gwinnett acusada de múltiples cargos serios.

Crónica: Conductora latina hizo

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+