Crónica: Conductor hispano arrestado dos veces por mismo policía

  • Crónica: Conductor hispano arrestado dos veces por mismo policía.
  • Nicolás confesó todo y sin tapujos le pidió algo al oficial que lo paró.
  • El mexicano ahora está preso y en proceso de deportación, a la espera de que le den una tercera oportunidad.

Hay ocasiones en que hacemos algo que sabemos que no está correcto, pero como no nos descubren, nos confiamos y lo volvemos hacer… igual que le pasó a Nicolás López.

Los seres humanos somos tan testarudos que no solo lo repetimos una vez, sino que llegamos al punto de acostumbrarnos y lo comenzamos hacer reiteradamente, hasta que se llega el momento menos esperado y más desagradable, que es cuando nos descubren.

Al salir a la luz entonces la mayoría de veces nos damos cuenta de que no estamos dispuestos a enfrentar las consecuencias y nos vemos en la necesidad de mentir para evadir responsabilidades y hasta implorar misericordia, y hay ocasiones en que lo logramos, pero otras en que ya es caso perdido.

En esta oportunidad quiero hablarles del caso de Nicolás López, un joven mexicano de 27 años, quien, en estos precisos instantes, se encuentra en una fría celda de Stewart, la segunda cárcel de Inmigración de Estados Unidos.

Su historia nos debe hacer reflexionar porque a él Dios y la vida misma le dieron una segunda oportunidad, pero volvió a cometer el mismo error y para su mala suerte, quien lo descubrió fue exactamente la misma persona.

Los problemas legales de Nicolás comenzaron a primeras horas del pasado sábado, a eso de las 3:30 de la madrugada, cuando la mayoría de personas nos encontramos dormidos, descansando.

Pero resulta que a Nicolás se le vino la idea de salir a emborracharse con unos amigos la noche anterior. Visitaron un nightclub de la ciudad de Norcross y bebió hasta más no poder, sin siquiera imaginarse que el destino le tenía preparada una tremenda sorpresita.

Y es que justo unos minutos después de haber abandonado la discoteca conduciendo su vehículo, a sabiendas de que no estaba apto para hacerlo debido a que se encontraba intoxicado, fue detenido por un policía local.

El oficial Peña patrullaba las calles de la localidad en busca justamente de choferes borrachos, cuando notó algo raro con el carro de Nicolás.

Por momentos conducía a la velocidad normal y luego frenaba repentinamente y mermaba al mínimo.

Crónica Conductor hispano arrestado

Nicolás López, de 27 años. (Alguacil del condado de Gwinnett)

Al principio Peña creyó de que estaba buscando alguna dirección, pero luego se dio cuenta de que no, porque se salía constantemente de su carril, razón por la cual le prendió las luces.

A Peña le tomó solo un par de minutos darse cuenta de que el automovilista estaba ebrio. Al verse descubierto, Nicolás le confesó que justo antes de salir de la barra, se había tomado una docena de cervezas.

Pero durante esa breve interrogación, Peña se dio cuenta de algo más. Ya conocía a Nicolás. Y es que hace apenas un par de años atrás lo había arrestado también por lo mismo.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+