Crónica: Caen por casualidad en redada de Inmigración

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Crónica: Caen por casualidad en redada de Inmigración
Foto: Alguacil del condado de Wake, Carolina del Norte
  • Crónica: Caen por casualidad en redada de ICE.
  • Mexicano y salvadoreño ahora serán castigados severamente.
  • El Gobierno federal espera que sus casos sirvan como ejemplo al resto de inmigrantes.

La ‘Migra’ tuvo un gran golpe de suerte cuando efectuaba un operativo para detener a inmigrantes mentirosos (que aceptaron ante un juez que saldrían del país voluntariamente pero que no lo hicieron).

Y es que, en el transcurso de la operación ‘Promesa Rota’ los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que les permitió la detención de más 150 inmigrantes en menos de un mes, también capturaron a un par que no se esperaban.

Se trata de un ciudadano mexicano y a otro salvadoreño que ya habían sido deportados previamente por delitos serios y que ICE ignoraba que se atrevieron a regresar ilegalmente.

A esta clase de detenciones Inmigración le llama “arrestos colaterales” y suelen ser frecuentes cuando andan tras ciertos objetivos. Casi siempre se llevan al que buscan, pero también a otros que están a su alrededor, ya sea por ser indocumentados o por tener antecedentes penales.

En este caso en particular, los detenidos fueron Reymundo Castaneda, de 32 años y nativo de México, así como Elmer Antonio Murillo Villatoro, de 42, oriundo de El Salvador.

Castaneda ya había sido expulsado de Estados Unidos en tres ocasiones, mientras que Murillo, en cinco veces.

ICE prometió que para el primero buscará una condena de 2 años de prisión, más 250 mil dólares de multa por el ‘reentry’, como se le conoce a la falta de reingresar sin permiso tras ser deportado.

La última vez que echaron a Castaneda de EE.UU. fue por atacar a otra persona y causarle heridas serias.

Pero a Murillo al parecer le irá peor, pues Inmigración ha dicho que buscará que lo sentencien a medio siglo de cárcel y que le impongan casi un millón de dólares de multa.

Y es que los delitos por lo cual el centroamericano fue deportado fueron sumamente graves. Resultó convicto de utilizar documentos falsos para obtener una tarjeta de seguro social, entre otros cargos.

Ambos fueron atrapados en operativos llevados a cabo en el condado de Wake (Carolina del Norte) específicamente en la ciudad de Raleigh.

Crónica casualidad redada Inmigración
Elmer Antonio Murillo Villatoro (Alguacil de Wake)

Crónica: Caen por casualidad en redada de ICE

Por medio de un comunicado de prensa enviado el Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo que espera que las consecuencias que enfrentarán este par de inmigrantes sirvan como ejemplo a otros en condiciones similares.

Y es que las autoridades federales han dejado en claro que cuando alguien es deportado, regresar no debería ser una opción, máximo cuando no han cumplido su castigo de permanecer fuera que por lo general es de 10 años.

Pero ICE sabe que muchos intentarán regresar ya sea porque dejaron familiares o pertenencias aquí o simplemente por la necesidad de seguir bien económicamente debido a la pobreza que suelen vivir en sus tierras natales.

Pero una gran parte de los hispanos que intentan volver, son apresados en el intento ya sea por la Patrulla Fronteriza tratando de cruzar el desierto o el Río Bravo o por agentes de Aduana en los puertos de entrada.

Por lo general, cuando agarran a alguien que ya ha sido deportado, lo que hacen es procesarlo nuevamente para sacarlo del país cuanto antes, pero al tratarse de sujetos que cometieron delitos graves, los enjuician por ‘reentry’ para que quitarles de una vez la gana de estar aquí.

Nos guste o no, son las leyes de esta nación y las autoridades están en todo su derecho de aplicarlas como gusten, pues así que mala suerte la de mi paisano que lo hayan cachado nuevamente, no quisiera estar en sus zapatos ante lo que le espera.

Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.