Crónica: Cae uno de los abastecedores de droga del sur de Estados Unidos

Mario Guevara
Actualizado en

  • Crónica: Cae uno de los abastecedores de droga del sur de Estados Unidos.
  • García logró hacer lo que pocos han podido: intimidar al jurado y testigos en su contra.
  • Las autoridades esperan que su castigo sirva de ejemplo para otros mafiosos como él.

Muy rara vez en Estados Unidos un juicio se retrasa por temor a que algo le pase al juez a o a los miembros del jurado. Pero es exactamente lo que ocurrió en Georgia y un latino fue el culpable de ello.

Cuando las autoridades federales apresaron en su casa a Rigoberto García, creían que condenarlo les iba ser como ‘pan comido’.

Y es que tenían todas las pruebas en su contra, sabían que era uno de los abastecedores de drogas de Georgia, Tennessee, Kentucky e Indiana, entre otros estados.

Por varios años García, de 30 años, logró evadir al arresto utilizando identidades falsas, especialmente porque era uno de los más buscados en Carolina del Sur.

“Al momento de su arresto, García se estaba escondiendo bajo otro nombre para que no supieran que tenía una orden de arresto en Carolina del Sur por tráfico de cocaína”, aseguró a la prensa la Fiscalía.

García se mudó a Georgia para seguir delinquiendo, pero el Buró Federal de Investigaciones (FBI) lo puso en su mira y por casi cuatro años le siguió los pasos de cerca, hasta que consideraron que tenían suficiente para apresarlo.

El 13 de agosto de 2015 lo sorprendieron en su hogar en la ciudad de Norcross bajo cargos de conspirar para distribuir metanfetaminas y heroína y por posesión de un arma de fuego.

“Sabíamos que nuestro objetivo era uno de los responsables de la distribución de grandes cantidades de esas drogas en el sureste del país”, agregaron las autoridades.

Un par de años después, García fue sentado en el banquillo de los acusados. El juicio se llevaría a cabo en un tribunal del condado de Gwinnett, pero algo salió mal.

Los miembros del jurado aseguran que fueron grabados y fotografiados por la novia del imputado mientras estaban en un receso afuera de la corte.

Tras declarar que se sentían intimidados, el juez a cargo del caso decidió posponer la audiencia hasta nuevo aviso y cambiar de jurado, todo para garantizar la seguridad del primer grupo.

El magistrado le ordenó a la chica que entregara su celular y cuando los forenses lo revisaron, se llevaron una tremenda sorpresa. Encontraron imágenes también de los fiscales a cargo del caso, pero también una lista de nombres y hasta direcciones de algunos de los miembros del jurado.

Ese listado había sido compartido varias veces a hombres residentes de Georgia, lo cual obviamente puso en alerta a las autoridades locales y federales.

La semana pasada el juicio fue reinstaurado y García fue encontrado culpable de todos los cargos por lo que la jueza Karen Beyers le dio la mayor pena que la ley le permitía.

García fue sentenciado a purgar cuatro cadenas perpetuas más 35 años tras las rejas.

La magistrada tomó en cuenta su mal comportamiento tanto fuera como adentro de la misma prisión.

Crónica: Cae abastecedores sur

Search

+