Crónica: Bebé asesinada en su casa y en brazos de su madre por tiro con AK-47

  • Crónica: Bebé asesinada en su casa y en brazos de su madre por tiro con AK-47
  • Nicolette Rivera, de dos años, murió por un disparo en la cabeza en un tiroteo contra su casa.
  • La policía tiene dos sospechosos, pero nada le devolverá la vida a esta pequeña.

Nicolette quería ser actriz. Con sus apenas dos años de edad era capaz de iluminar una habitación con solo estar presente, pero un tirador le arrebató los sueños y la vida con un rifle de asalto AK-47.

¿En qué país vivimos?

“¿Qué quieres ser este Halloween?”, preguntó mamá mientras la pequeña Nicolette Rivera bailaba dentro del carrito de la compra del supermercado.

No hacía falta una respuesta, los bucles ensortijados de la bebé se asomaban debajo de un disfraz de BabyShark amarillo.

Así que mamá compró el disfraz porque sabía que Nicolette iba a ser el centro de atención de su calle en Halloween. Ella sabía meterse a la gente en el bolsillo con su encanto boricua y sus enormes ojos café.

“¿Quieres salir en las películas?”, mamá reía divertida mientras la bebé hacía poses como en un casting. ¡Era tan hermosa! La luz de sus ojos.

Ese día estaban en casa, limpiando. Mamá se ocupaba de las cosas de rutina, los hermanos de la bebé jugaban y un especialista en limpieza de alfombras hacía lo suyo tranquilamente.

De vez en cuando les interrumpía la reina de la casa con una ocurrencia o, simplemente, buscando un mimo.

Y entonces se desató el infierno.

Mamá escuchó el primer estruendo sin entender lo que sucedía, pero instintivamente tomó a Nicolette en brazos para protegerla.

Los siguientes disparos acribillaron la puerta de entrada y la ventana.

Nicolette escondió la cabeza en el hombro de su mamá asustada, probablemente había gritos en medio del horror.

El limpiador de alfombras quiso correr pero un disparo certero le golpeó el abdomen y lo dejó tirado en un charco de sangre, tendido sobre la afombra que limpiaba.

El tiroteo terminó tan rápido como empezó.

Mamá sostenía fuerte a Nicolette. Entonces se dio cuenta de que a ella le había herido un brazo una bala, pero nunca soltó a la pequeñita.

“¿Estás bien, mi amor?, ¡ya pasó!”

Pero Nicolette seguía escondida en brazos de mamá. No hubo respuesta.

Ni la habría nunca más. A la bebé le entró una bala por la parte de atrás de su cabecita y murió así. De la forma más estúpida posible. De la forma más cruel y sin sentido.

Un tirador le robó la vida con apenas dos años.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+