Crónica: Arrestan a padre hispano tras defender a su hijita

  • Crónica: Arrestan a padre hispano tras defender a su hijita.
  • El intruso se metió a la habitación de la niña con propósitos indecentes.
  • La policía al final decidió llevárselos a ambos porque el enfurecido padre sobrepasó la delgada línea de la defensa propia.

¿Qué haría usted si en medio de la noche encontrara a un sujeto desconocido en la habitación de su hijita adolescente?

A Ismael Casillas, de 41 años, no le hago esa pregunta porque ya sé cómo fue que él reaccionó la semana pasada cuando se enfrentó a esta situación.

Este residente del condado de Coweta (Georgia) tuvo la mala suerte de toparse con este individuo mayor de edad justo cuando acababa de meterse en la recámara de su niña de 14 años y no para platicar con ella, sino que con intenciones indecentes.

Como era de esperarse, a este padre hispano no le cayó nada en gracia la osadía de Keywontrezes Humphries, de 21 años, por lo que de inmediato comenzó a molerlo a golpes.

La paliza fue tan severa que varios dientes del intruso fueron quebrados a raíz de los fuertes puñetazos propinados por Casillas.

Y eso no es todo. Aparte de la boca, también emanaba sangre de la nariz y ojos del sospechoso, pero ni aún así el enfadado padre de familia lograba satisfacer su ira.

De repente, el furioso hombre salió del cuarto y declaró en voz alta que iba por su arma de fuego.

Al parecer eso le devolvió la vida a Humphries, quien a pesar de que estaba medio moribundo decidió que era hora de implementar el popular refrán de “más vale que digan aquí corrió que aquí murió”.

De inmediato se levantó y por la misma ventana por donde había entrado, salió despavorido hacia la calle.

En ese instante el padre de la chica ya estaba de vuelta y pues nada de lento ni perezoso, también saltó por la ventana y siguió al sujeto ahora a punta de pistola.

De hecho, le disparó varias veces, pero no logró atinarle, para buena suerte de ambos.

Y es que, de acuerdo con la policía, fue ahí donde Casillas rompió la delgada línea de la defensa propia y comenzó a delinquir.

Los investigadores aseguran que se identifican con la ira del padre al atacar al agresor de su pequeña adentro de su propia casa, y que hasta ahí todo estaba dentro de los parámetros legales, pero advierten que al dispararle cuando el sujeto ya estaba escapándose en la calle fue una clara violación de la ley.

Por ende, Casillas fue arrestado en el acto y acusado de asalto agravado. Según los detectives, por haber golpeado al agresor no habría enfrentado cargos, pues la ley en Georgia le permite hacer todo lo que está a su alcance para defender a su familia.

Pero la ley en ninguna parte dice que una persona puede perseguir a otra tirándole balazos por todo el vecindario, en especial cuando el individuo que huye ya está afuera de su propiedad y no representa una amenaza para nadie más.

Al final, tanto Casillas como Humphries acabaron esposados en el asiento trasero de una patrulla policial.

Casillas deberá responder a la justicia por las agresiones, mientras que el intruso por molestar sexualmente a una menor de edad.

La investigación apenas comienza, pero las autoridades dijeron que es posible que enfrente más cargos. Todavía hay detalles que no han salido a la luz, como por ejemplo si Humphries y la niña se conocían y si entró a la casa a la fuerza o porque lo invitaron a pasar.

No obstante, independientemente de que haya pasado algo voluntariamente entre ellos, por ser mayor de edad, la ley lo castiga como a cualquier predador sexual.

Arrestan padre defender hijita

Autoridades de Cowetta

Página: 1 2