Crónica: Tras ser arrestado por ICE, salió con $200 mil en sus bolsillos

  • Crónica: Tras ser arrestado por ICE, salió con $200 mil en sus bolsillos.
  • Latino gana demanda luego de ser detenido injustamente.
  • Todo indica que la policía local aprendió la lección, hoy solo toca esperar la reacción de Inmigración.

A diario los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) apresan a muchos indocumentados, lo cual es su trabajo y algo completamente legal, nos guste o no.

Algunas de esas personas son detenidas en las calles muy de mañana, cuando van en sus vehículos rumbo a sus trabajos, mientras que a otras las sacan de sus hogares, cuando generalmente aún estaban durmiendo.

Pero la mayoría de las aprehensiones de ICE ocurren en las cárceles locales, luego de que fueran detenidas por la policía por cometer alguna infracción de la ley.

Ya sea por faltas menores como conducir sin licencia, o hasta por delitos graves, como lo es el narcotráfico o abusos sexuales entre muchos otros.

Al final, la mayor parte de esa gente detenida acaba deportada, solo un pequeño número gana el beneficio de salir bajo fianza para pelear sus casos en corte.

Otra cifra, todavía más reducida es la que logra quedarse en este país de manera permanente, pero lo que casi nunca ocurre, es que alguien termine en libertad y con sus bolsillos llenos de dinero gracias a esa detención.

Pues eso es justamente lo que le ocurrió a Jilmar Ramos Gómez, un muchacho de ascendencia latina que ICE retuvo durante tres días a pesar de que pudo comprobar de que es ciudadano estadounidense.

El dolor de cabeza de este joven veterano del Ejército de EE.UU. comenzaron cuando policías locales de la ciudad de Grand Rapids (Michigan) consideraron que su pasaporte de este país no era real y lo retuvieron hasta que Inmigración llegó por él.

Ramos Gómez, de 28 años, cayó preso por un delito menor en noviembre de 2018 tras activar la alarma contra incendios en un hospital donde se encontraba recibiendo tratamiento médico.

Posteriormente, salió a la luz que el capitán Curt VanderKooi contactó directamente a ICE para que fueran a interrogar a su detenido, a pesar de que este les había entregado su pasaporte de este país.

Casi de inmediato Inmigración envió a uno de sus oficiales de deportación. Tras interrogarlo en la cárcel del condado de Kent, el agente Matthew Lopez determinó que era “ilegal” y hasta le dio las gracias a VanderKooi por haberles avisado.

En unos correos electrónicos que se enviaron entre ellos y que fueron expuestos poco después, quedó expuesto que hasta tildaron a Ramos Gómez de “crazy” (loco).

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés llegó a la conclusión de que su detención se produjo por su apariencia física y apellidos latinos solamente, y en vista de que el perfil racial es inconstitucional, pues decidieron apoyarlo para interponer una demanda contra los gobiernos federal y local.

Las autoridades de Grand Rapids fueron las primeras en aceptar su error y como retribución aceptaron pagarle 190 mil dólares, casi el 20 por ciento del millón que ACLU les estaba exigiendo y Ramos Gómez estuvo de acuerdo con ello.

Por su mala actuación, el capitán VanderKooi fue suspendido sin goce de sueldo por dos turnos (20 horas).

Crónica arrestado ICE bolsillos

El joven fue interrogado por policías locales y agentes de ICE y nadie le dio importancia a su pasaporte estadounidense.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+