Crónica: Alerta padres, los niños se les están escapando

Mario Guevara
Actualizado en

  • Crónica: Alerta padres, los niños se les están escapando.
  • Las consecuencias cuando un pequeño sale sin supervisión podrían ser fatales.
  • Una madre latina ya está pagando el precio de su error y su excusa de ser víctima de infidelidad matrimonial de nada le sirvió.

En los últimos días, al menos cinco niños de ascendencia hispana han sido encontrados deambulando en vecindarios y por transitadas calles del área metropolitana de Atlanta (Georgia).

El más reciente de estos casos se produjo el pasado 13 de agosto, cuando un pequeño de tan solo cuatro años estaba merodeando por un complejo de casas móviles del condado de Cobb.

Las personas que lo encontraron dieron mil vueltas alrededor del vecindario en busca de sus padres, pero no tuvieron suerte, por lo que se vieron en la necesidad de llamar al 911.

La policía llegó al lugar de inmediato y comenzó otra búsqueda, lo que los llevó al paradero de la madre del menor, a varias calles de donde él fue hallado.

Cuando las autoridades encontraron a Laura Cruz, de 23 años, se dieron cuenta de que se había quedado dormida tras llegar completamente intoxicada a su hogar. A su lado yacía otro niño todavía más chico.

Los patrulleros trataron de despertarla, pero no tuvieron suerte debido a su alto estado de intoxicación, de acuerdo con el reporte preliminar.

La policía informó a la prensa que todas las puertas del domicilio estaban sin llave, lo que obviamente facilitó que el menor se escapara.

Los uniformados reportaron además que en la casa había un completo desorden: ropa sucia tirada por doquier, al igual que restos de alimentos y muchas cucarachas por todos lados.

Cuando finalmente la lograron volver en sí, la joven fue arrestada en el acto y acusada de negligencia infantil y por comportarse de manera peligrosa con un niño.

“La mujer aseguró que se había emborrachado como nunca porque descubrió que su marido le estaba siendo infiel”, informaron las fuentes policiales.

Su excusa no fue suficiente para que la liberaran, sino que, por el contrario, la trasladaron a la prisión de la localidad, donde un juez estatal le impuso una fianza de más de 11 mil dólares.

Sus niños mientras tanto, fueron tomados temporalmente por el Estado y enviados a un centro médico para ser evaluados. Se desconoce cuál fue el resultado de los análisis que les practicaron.

alerta padres niños escapando

Laura Cruz, de 23 años.

Search

+