Crónica: Se suponía que debía cuidarla, pero hizo todo lo opuesto

  • Crónica: Se suponía que debía cuidarla, pero hizo todo lo opuesto.
  • La niña fue intervenida quirúrgicamente por las lesiones en sus genitales.
  • Abusos como estos son cada vez más comunes en la comunidad hispana que suele dar a cuidar sus niños en “personas de confianza”.

Para muchos padres de familia, el hecho de tener que trabajar y dejar a sus niños bajo el cuidado de alguien puede ser un verdadero calvario.

Y cuando se es madre soltera, tengo entendido que ese tormento es todavía peor.

Y es que generalmente el riesgo de que nuestros pequeños sean maltratados verbal o físicamente es demasiado alto, lo cual está comprobado que eso puede afectar su comportamiento a futuro.

Pero existe un peligro todavía mayor, que es el hecho de que puedan ser abusados sexualmente, algo que sin duda les dejará secuelas emocionales y físicas graves por el resto de sus vidas.

Y es que lastimosamente los predadores sexuales no lucen como los temidos “ogros” que vemos en la televisión o el cine, sino que parecen ser personas normales y hasta de confianza, pues casi siempre son allegados de las víctimas.

La semana pasada las autoridades de Georgia me reportaron dos casos muy lamentables que tienen que ver con el incesto.

El primero de ellos fue el de Salomón Baudilio Díaz Ambrosio, quien, a sus 17 años, ya está metido en un tremendo lío.

Y es que la policía del condado de Cobb lo acusó de haber violado a su sobrinita de tan solo siete años.

Su tía, la madre de la pequeña, se la confió primero porque era parte de su familia y segundo porque debía salir a ganarse unos dólares para poder cubrir los gastos del hogar.

La mujer no contaba que nomás saliera de la casa, el muchacho se metería en la habitación de la niña y le robaría su inocencia, según el reporte policial.

Uno de los investigadores me dijo que, tras la violación, la menor tuvo que ser intervenida quirúrgicamente porque los daños que le hizo en sus partes íntimas fueron severos.

Afortunadamente, la mamá de la víctima se armó de valor y denunció el hecho, ya que muchas veces optan por callar alegando que tienen miedo por ser indocumentados o por no meterse en problemas con los parientes del abusador, entre tantos argumentos que al final a mi criterio son absurdos.

Con las pruebas clínicas que confirmaron la violación, los detectives no titubearon en detener al adolescente, al que la niña señaló temblando y llorando como el que le había causado tanto dolor.

Crónica: abuso sexual

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+