Crónica: Abuso sexual en Fortnite, ¡cuidado con tu hijo!

  • Crónica: Abuso sexual en Fortnite, ¡Cuidado con tu hijo!
  • Si tienes niños o adolescentes en casa, seguro que pasan horas jugando este juego en línea o algún otro.
  • Ten cuidado, además de otros niños y niñas… también hay predadores sexuales esperando que el tuyo caiga en sus redes.

Juancito tiene dedos hábiles. Con sus apenas 11 años es un maestro de Fortnite y está muy orgulloso de serlo.

Su madre no entiende muy bien a qué juega tantas horas, pero se le ve tan tranquilo sentadito delante de la pantalla… además, así no tiene que desvelarse pensando que está en la calle.

Hay muchos peligros en la calle, ¡no hay más que ver los diarios! “Dios mío, que nunca nos pase”, piensa ella mientras dobla la ropa.

Crónica Abuso sexual Fortnite

Imagen ilustrativa. ShutterStock

Mira al niño, está absorto en la pantalla.

“¿Qué juega, m’hijo?”, le pregunta mientras le revuelve el pelo con ternura. “¿No quiere algo de comer?”

“No, mamá”, responde el chico sin despegar los ojos de la pantalla. Sus dedos vuelan sobre los controles.

“Pero, m’hijo… no comió bien, se la pasa ahí metido”. Ella mira por sobre el hombro de Juancito a la pantalla. Le han dicho que hay que controlar muy bien que los niños no se metan en las redes sociales porque hay mucho abusador suelto.

El niño ni pestañea.

Ella mira y mira y solo ve dibujitos corriendo para acá y para allá en Fortnite.

De pronto un mensaje salta en la pantalla. Está en inglés.

Ella no sabe inglés.

“¿Quién le escribe ahí, Juan?”. Cuando mamá dice ‘Juan’, y no ‘Juancito’, es que está alarmada, preocupada o enojada.

“Mamaaaaaaaaaa… un chico que juega conmigo…”. El niño pone los ojos en blanco. “Qué pesada es mamá”.

“¿Y qué chico es ese?”

“Uno”

“¿De la vecindad?”

“Eh… no. De otro lugar mamá. ¡Déjame que pierdo la partida!”

Ella se aleja tranquila. No estaba en las redes, estaba jugando un jueguito. Sigue doblando la ropa.

Juancito mira de reojo. Cuando mamá se va de la habitación, contesta.

– [Bueno, podemos vernos en el shopping un ratito]

– [Pero ven solo, si no, no hay trato]

– [Te digo que voy, pero tú me regalas los skins que me faltan]

– [Sí, bello, vas a ver que te vas a pasarlo bien y te compro los skins]

– [Del uno]

– [Mándame una foto]

– [¿Otra? Mamá está en casa…]

– [Sí, otra que me dure hasta que te vea.]

Juancito se levanta y se va al baño con el celular en el bolsillo. Pasa por detrás de mamá, que ni se fija.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+