Crónica: Abusan de otro niño hispano en la iglesia

  • Crónica: Crónica: Abusan de otro niño hispano.
  • La violación ocurrió en el baño de una iglesia evangélica, según la policía.
  • Prácticamente ya no hay un lugar que sea 100 por ciento seguro para nuestros niños.

A Luis Hernández Rodríguez le espera una larga batalla legal para salir de un problema en el que acaba de meterse.

La policía lo acusa de haber abusado sexualmente de un niño de tan solo 10 años.

De acuerdo con los expedientes judiciales, Hernández Rodríguez, de 23 años, se aprovechó de sus facultades como adulto para coaccionar al pequeño a satisfacer sus instintos animales.

Las autoridades informaron que el sospechoso se llevó al menor al baño de la iglesia evangélica a la que ambos asistían y una vez adentro, lo presionó para que se “arrodillara”.

Lo que al parecer siguió después de esta petición morbosa no necesito explicarlo. Estoy seguro de que ya nuestra imaginación nos ha mostrado lo que pudo haber pasado.

Tras presuntamente ser abusado, el pequeño regresó a su vida cotidiana, pero las secuelas de lo ocurrido no tardaron en aparecer.

Su madre asegura que notó que sus calificaciones en le escuela comenzaron a bajar drásticamente y mostró cambios radicales en su comportamiento.

En una ocasión, cayó en tanta depresión, que hasta intentó quitarse la vida y nadie en su familia sabía por qué.

No obstante, como el instinto de una madre muy rara vez falla, ella insistió hasta que supo la verdad.

El menor le confesó lo que le habían hecho en el baño de la iglesia y sin dudarlo, la mujer acudió a su líder espiritual para denunciar el hecho.

Sin embargo, no recibió el apoyo que requería. Según la madre, el pastor la escuchó debidamente, pero nunca hizo nada por ayudarla ni para que Hernández Rodríguez fuera castigado.

Todo indica que el religioso no hizo nada porque prefirió que el asunto fuera tratado como un problema familiar externo, que los involucrados debían resolver entre ellos.

Por ello, la mujer decidió sacrificar su cargo como cantante de la iglesia y acudir ella misma a las autoridades, que iniciaron de inmediato una investigación.

Tras ser interrogado, el imputado supuestamente confesó el hecho, pero declaró que esto ocurrió en 2014, o sea hace cinco años, cuando él era un adolescente.

A pesar de ello, fue arrestado y acusado de agresión sexual en perjuicio de un menor de edad, exposiciones deshonestas y maltrato infantil, entre otros cargos graves.

Este lamentable suceso se registró en la localidad de Caguas, Puerto Rico, por lo que el sospechoso será juzgado bajo las mismas leyes estadounidenses, que por lo general son más rígidas en comparación con Latinoamérica.

Crónica: arrodíllate abre boca

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+