Crónica: A Silvio le encantaba la chica que lo atendía en McDonald’s

Compartir
Suscríbete
Suscríbete
Recibe por email todo nuestro contenido.
Crónica: A Silvio le encantaba la chica que lo atendía en McDonald’s
  • Crónica McDonald’s: A Silvio le encantaba la chica que lo atendía en McDonald’s
  • Un día el hispano no se aguantó y pasó a pedir una orden y para algo más
  • Al parecer no es la primera vez que el muchacho hace eso para atraer a su enamorada

Crónica McDonald’s. Que la persona que a uno le gusta no le haga caso es frustrante sin duda alguna. Creo que todos tarde o temprano hemos pasado por eso y es algo completamente normal, pero toca entenderlo y pasar a la siguiente página, pues es incorrecto obsesionarse, ya que como dicen por ahí, “a la fuerza ni la comida es buena”.

La historia que quiero contarte en mi crónica de hoy tiene que ver con un hispano de Carolina del Norte que estaba enamorado de una chica que trabajaba como dependiente para un restaurante de comida rápida de su localidad. Resulta que Silvio Rodríguez llegó a ese McDonald’s a ordenar su almuerzo, pero también para algo más.

Crónica McDonald’s: en pleno drive thru se sacó sus genitales

Video TikTok Clienta McDonald's, mascarilla
FOTO Shutterstock

A Silvio, de 25 años, se le ocurrió la idea de pasar a comprar su meal, pero antes se cercioró de que la chica que le encantaba tanto estuviera atendiendo en el drive thru. Tras confirmarlo, se metió en la línea para hacer su orden. A pesar de que se sentía algo nervioso por ver a la chica que tanto le atraía, fue paciente.

Los minutos parecían horas y cuando por fin le llegó el momento de estar cara a cara con la flamante mujer que le había robado el corazón desde hacía algún tiempo, en lugar de decirle algo bonito para tratar de atraerla, Silvio supuestamente hizo todo lo contrario, pues abrió la puerta del coche y le mostró sus genitales.

Crónica McDonald’s: la chica no reaccionó como él esperaba

Joven Empleado McDonald's Ohio
FOTO: Shutterstock

No sé quien le habrá enseñado a Silvio que alguien se gana a la persona que quiere enseñándole su órgano sexual. Al menos con una mujer decente eso no funciona así, por lo tanto, como era de esperarse, las cosas para el muchacho no salieron como él las había planeado, pues acabó en la cárcel.

Y es que la joven se alteró y reportó el hecho a sus supervisores que, sin dudarlo, llamaron de inmediato al 911. Casualmente una patrulla estaba cerca, se dirigió al lugar, pero cuando el agente llegó, desgraciadamente ya no había ni siquiera rastros del sospechoso, pues salió del establecimiento como alma que persigue el diablo.

Crónica McDonald’s: la policía lo identificó rápidamente

Mujer dispara empleados McDonald's Oklahoma City coronavirus

Tras comenzar a indagar en la denuncia, las autoridades no tardaron en descubrir la identidad del hombre pícaro que mostró su pene a la dependiente del restaurante. Lograron identificarlo por medio de las placas de su vehículo, así que fueron tras él. Lo encontraron en su casa en la ciudad de Benson.

Según los registros oficiales, tras se localizado, Silvio admitió a los oficiales del alguacil que, aunque sí había estado en ese negocio la hora y fecha indicadas, solo fue para comprar comida, pero negó haber cometido semejante acto indecente del que lo estaban acusando los empleados de dicho McDonald’s.

Crónica McDonald’s: ya tenía antecedentes por lo mismo

Para mala suerte de Silvio, los oficiales estaban lejos de creerle su historia y aunque hubiesen tenido intención de hacerlo, al revisar su historial, se habrían dado cuenta de que eso sería un tremendo error. Y es que Silvio ya tenía antecedentes de haber hecho exactamente lo mismo, solo que un par de años atrás.

En septiembre de 2017, también fue acusado de llegar a ese mismo McDonald’s y tras ordenar unas bebidas en lugar de pagar en la ventanilla se le quedó viendo a la misma trabajadora mientras se masturbaba. Cuando esta lo confrontó, se dio a la fuga. Fue arrestado unos días después y acusado de conducta indecente. Salió libre tras pagar 1,000 de fianza. Ahora le han pedido $5,000.

Hispano se masturba detrás de una madre y su hijo

Elias Alan-Arturo Flor
Winter Haven Police Department

El caso de Silvio me hizo recordar el de otro jovencito hispano que fue acusado también de cometer un acto lascivo frente a una madre y su niño de 12 años en una tienda Walmart de Winter Haven (Florida), según informó el Tampa Bay Times. Elías Arturo Flor, de 19 años, fue captado en un video de vigilancia masturbándose frente a las víctimas.

Según la policía local, Elías se masturbó en la espalda de la mujer que estaba mirando juguetes con un niño. El video muestra al imputado “buscando la oportunidad correcta para cometer el acto”, dijo la policía. Cuando entra a la tienda, parece estar buscando a alguien. Camina un poco y luego va al baño.

Fue el niño el que se dio cuenta

hispano se masturba
Winter Haven Police Department

Después de salir del baño, camina hacia la sección de la tienda donde la mujer y su hijo miran los juguetes. Pasea por el pasillo durante un rato buscando la ocasión, y luego se coloca detrás de la mujer mientras ella le da la espalda sin percatarse de lo que sucede porque está mirando los estantes.

La policía dijo que el niño, ante el hecho, se mostró “angustiado”, y cuando su madre le preguntó qué le pasaba, el niño le contó lo que había hecho el hombre. Entonces, la mujer alertó a la gerencia, que notificó a la policía, pero el hispano ya había salido de la tienda.  El niño describió el incidente a la policía, y el video confirmó su historia.

Elías se hizo famoso en las redes sociales

empleado walmart
Foto: Getty.

La policía hizo circular fotos de Elias Flor en sus redes sociales con la esperanza de encontrarlo. Más tarde ese día, el muchacho se entregó en la estación policial. “Esta situación es absolutamente repugnante”, dijo el jefe de policía Charlie Bird. “Aplaudo la valentía del niño por hablar y dar detalles que dieron la información para ayudar con el arresto final del sospechoso.

Que lamentable es que haya personas depravadas en la calle que no saben que libres de hacer lo que quieran en la intimidad de su hogar, afuera deben de respetar a las demás personas. Entrar a una tienda con la idea de masturbarse o llegar a un negocio a mostrarle sus partes privadas a alguien, son actos vergonzosos y deshonestos. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.