Crean zapatos con GPS para localizar a enfermos de Alzheimer

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Crean zapatos con GPS para localizar a enfermos de Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad que afectó a alrededor de 6 millones de personas en Estados Unidos durante el último año. A pesar de que aún no existe una cura para contrarrestar los efectos de esta enfermedad o para prevenirla, esto no ha sido impedimento para que la comunidad científica trabaje en la creación de nuevos dispositivos que puedan mejorar la calidad de vida de los pacientes con Alzheimer.

Uno de ellos son los zapatos GPS Dokodemo Shoes, un modelo de calzado que cuenta con un mecanismo GPS integrado para localizar en tiempo real la ubicación del usuario.

¿Quieres conocer más acerca de este calzado? ¡Aquí te lo presentamos!

  • Aunque todavía no hay una cura para el Alzheimer, la ciencia se ha esforzado por desarrollar mecanismos capaces de mejorar la calidad de vida de los afectados por este padecimiento
  • Una empresa japonesa ha lanzado al mercado una nueva e innovadora línea de calzado que cuenta con un dispositivo GPS integrado para localizar en todo momento al usuario
  • Los GPS Dokodemo Shoes permite conocer la posición geográfica del usuario en tiempo real por medio de la conexión a dispositivos inteligentes y computadoras

Una empresa con sede en japón se dio a la tarea de crear un innovador tipo de calzado, capaz de rastrear la ubicación en tiempo real del usuario.

Este modelo de calzado está dirigido específicamente a la comunidad de pacientes afectados por el Alzheimer, por lo que están equipados con un localizador instalado en la suela izquierda del par de zapatos.

El objetivo principal es permitir que el usuario se desplace de manera libre sin correr el peligro de perderse o de perder contacto con sus familiares o cuidadores.

Gracias al GPS, es posible conocer la posición geográfica exacta del usuario en todo momento gracias a una conexión a otros dispositivos celulares o a una computadora.

El GPS puede enlazarse a un dispositivo que emite alertas cuando el usuario se aleja a más de 50, 100 o 500 metros de su hogar, aunque este tipo de alertas dependen de la configuración específica que decida cada usuario.

Foto: Shutterstock

Japoneses crean un calzado especial para pacientes con Alzheimer

Sin una cura para el Alzheimer, la urgencia se centra en proveer a los pacientes afectados por esta enfermedad con las herramientas necesarias para garantizar una buena calidad de vida.

El GPS Dokodemo Shoes no solo es útil para los pacientes con Alzheimer, sino que puede ser utilizado por cualquier persona que padezca de demencia senil.

Este dispositivo le otorga al usuario una red de seguridad, y le brinda a los familiares y cuidadores la oportunidad de prevenir que el paciente corra el peligro de apartarse del hogar o de perderse de manera involuntaria.

La idea de diseñar y fabricar este dispositivo GPS es que, al estar integrado al calzado del paciente, este no se verá tentado a deshacerse de él, además de que permite que se desplace de manera cómoda y segura .

Por ejemplo, otros dispositivos con el mismo propósito, como las pulseras o collares suelen perderse con facilidad, lo que pone en una situación de vulnerabilidad a quienes los portan.

El modelo GPS Dokodemo Shoes está disponible a la venta en Japón y tiene un precio aproximado de 260 euros, o 35.000 yenes.

No hay una cura, pero ¿es posible prevenirlo?

La Universidad de Bristol ha publicado un estudio en el que se estudió la manera en la que la retención de recuerdos puede ser indicador de problemas de memoria a corto o largo plazo.

El análisis de las pruebas partió de un objetivo principal, que fue identificar cuáles son los individuos que se encuentran en mayor riesgo de sufrir Alzhéimer, aún antes de mostrar las primeras señales de la enfermedad.

Los científicos a cargo del estudio tomaron como punto de partida  la capacidad de retención de recuerdos, ya que consideran que esta podría indicar problemas con la salud mental de las personas.

En el análisis se llegó a la conclusión de que las pruebas para retener recuerdos a largo plazo podrían ser más útiles para determinar el riesgo de padecer Alzhéimer, a diferencia de las pruebas convencionales que la comunidad médica utiliza hoy en día para detectar la enfermedad.

El objetivo planteado de manera inicial consistió en determinar si las personas que cuentan con la capacidad de recordar una lista de palabras durante un lapso de cuatro semanas tienen menor riesgo de padecer un declive en su cognición en los siguientes meses.

Los científicos determinaron que cualquier persona puede participar en él, pues no es necesario determinar si los participantes padecen de problemas de memoria o han sido diagnosticados con un padecimiento cognitivo previo.

Así, eligieron a 46 personas para ser parte del estudio, con edades en promedio de 70.7 años; este consistió de tres pruebas de memoria en las que se analizó la retención de recuerdos de los participantes. 

La primera prueba se realizó pasados 30 minutos, y la segunda se aplicó cuatro semanas después.

Asimismo, los científicos utilizaron pruebas como el Examen Cognitivo Addenbrooke III, o ACE-III, que ha demostrado ser eficaz en la detección de problemas de cognición, además de un examen MRI.

Un detalle significativo es que el examen ACE-III se repitió en los participantes después de un año; esta decisión se tomó para evaluar los cambios en las habilidades cognitivas de los individuos que se dieron cita en el estudio.

Foto: Shutterstock