Crean carne humana para consumo y declaran que no es canibalismo

¿Es posible consumir carne humana sin que sea considerado canibalismo? De acuerdo con un grupo de científicos de Estados Unidos, no solo es posible crecer de manera artificial carne ‘humana’, sino que las personas pueden acceder a ella para reemplazarla por la carne animal.

Este experimento se encuentra aún en una fase inicial, y tiene como origen un cuestionamiento ético: ¿Qué método le ocasiona un daño menor al ambiente, el consumo de carne humana o el consumo de carne animal?

¿Quieres conocer cómo han planteado este grupo de científicos esta cuestión ética? ¡Aquí te lo contamos!

  • ¿Consumir carne humana sin que sea considerado un acto de canibalismo? Un grupo de científicos considera que es posible ¡Descubre cómo!
  • Científicos estadounidenses han creado un concepto que involucra el uso de células y sangre humana como parte de un estudio ético acerca del consumo de carne
  • El llamado ‘Ouroboros Steak’ ya se encuentra accesible al público en la Exhibición Beazley Designs of the Year

De acuerdo con el portal Dezeen, un grupo de científicos y diseñadores estadounidenses se han unido para desarrollar un concepto revolucionario en la industria alimentaria.

Se trata de un experimento en el que las personas podrán ‘crecer’ su propia carne por medio de un kit especial que utiliza células y sangre humana.

El objetivo principal de este experimento se basa en un cuestionamiento hacia la ética de las prácticas alimentarias y de la industria de la carne.

El nombre del experimento es Ouroboros Steak. Con este proyecto, será posible ‘crecer’ la carne humana utilizando las propias células de cada persona, que se toman del interior de la boca y se alimentan de suero proveniente de sangre donada.

Foto: Shutterstock

Hasta ahora, los primeros avances del proyecto ya se encuentran disponibles para su exhibición en  Beazley Designs of the Year; ¿el gran logro de este prototipo? Fue creado en su totalidad sin causar daño a ningún animal.

Actualmente, la industria alimentaria se ha esforzado cada vez más por ofrecer productos más sustentables, y entre estos se ha contemplado la alternativa de granjas libres de crueldad animal; sin embargo, estos procesos aún utilizan el suero fetal bovino (FBS) como suplemento para uso del cultivo de células animales.

El suero fetal bovino o FBS tiene un costo aproximado de entre 300 y 700 libras.

Se extrae de la sangre de fetos de becerros después de que sus madres son asesinadas para obtener su carne o para elaborar productos lácteos.

De acuerdo con el científico Andrew Pelling, quien estuvo a cargo del desarrollo de Ouroboros Steak en conjunto con Grace Knight y Orkan Telhan, “El suero fetal bovino cuesta grandes cantidades de dinero y de vidas animales”; añadió que “Si bien algunas compañías de carne cultivada en laboratorios aseguran que se ha resuelto este problema, a nuestro entendimiento ningún estudio independiente o arbitrado ha validado estas aseguraciones.”

Pelling aseguró que “Conforme la industria de carne cultivada en laboratorios continúa creciendo, es importante desarrollar diseños que expongan algunas de sus complicaciones para ver más allá de su expectativa.

Ouroboros Steak, la ‘carne humana’ con la que se espera discutir la ética del consumo humano sin caer en el canibalismo

La exhibición actualmente se encuentra en el Design Museum de Londres ha hecho uso de cultivos de células humanas, y está disponible para que cualquier grupo de científicos interesados en su estudio puedan comprarla.

La ‘carne’ que actualmente se encuentra en exhibición fue alimentada con suero humano extraído de donaciones sanguíneas que, en otras circunstancias, habrían terminado en la basura.

Los científicos han logrado conservar en buen estado estas muestras gracias a una mezcla de resina; además, las han servido en un plato como cualquier persona utilizaría en cualquier cocina de Estados Unidos; algunas personas creen que este ‘guiño’ ha sido una crítica directa a la manera en la que las personas están acostumbradas a servir la carne animal.

El equipo de científicos y diseñadores encargados de recolectar las células considera la creación de un kit con el que los consumidores puedan recolectar sus propias células del interior de sus mejillas para depositarlas en recipientes especiales para este uso.

En las pruebas realizadas durante aproximadamente tres meses, los científicos almacenaron sus muestras en un ambiente cálido, y estas fueron alimentadas con suero humano hasta que la carne creció y alcanzó el tamaño de un filete convencional.

Uno de los científicos encargados de este proyecto mencionó a la prensa que “la sangre humana expirada es un material de desecho en el sistema médico, y es más barato y más sostenible que el suero fetal bovino, pero es menos aceptado culturalmente. Las personas creen que por alimentarse de uno mismo se trata de canibalismo, pero técnicamente no es así. Nuestro diseño es científica y económicamente realizable, pero también irónico en muchas maneras.”

Otro de los miembros del equipo explicó que “No estamos promoviendo ‘alimentarnos de nosotros mismos’ como una solución realista que suplirá todas las necesidades proteicas humanas. Pero hacemos un cuestionamiento: ¿Cuáles son los sacrificios que necesitamos hacer para continuar consumiendo carne al ritmo que ahora lo hacemos? En el futuro, ¿Quién podrá acceder a la carne animal y quién no tendrá otra opción más que cultivar su propia carne?

Hasta el momento, este prototipo no ha sido aprobado de manera oficial, pero se espera que para 2025 tenga un valor de 572 millones de dólares, ya que cada vez son más las preocupaciones relacionadas con las prácticas éticas y ecológicas para el consumo de carne animal en todo el mundo.

Foto: Shutterstock