Crean baterías de diamante con residuos nucleares y duran miles de años

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Crean baterías de diamante con residuos nucleares y duran miles de años

¿Es posible fabricar baterías a partir de residuos nucleares? No solo eso, sino que cada una de ellas es más barata de fabricar que las que actualmente se comercializan.

Además, podrían tener una duración de hasta ¡28.000 años!

¿Quieres conocer más acerca de este revolucionario invento? Continúa leyendo

  • ¿Una batería nunca antes vista? Científicos de Estados Unidos han creado una revolucionaria batería que sería más barata de fabricar que las actuales
  • Se trata de las baterías de nanodiamante, que pueden durar hasta 28.000 años sin cargarse
  • Se compone de reactores nucleares de grafito que han absorbido la radiación de las barras de combustible nuclear

De acuerdo con el portal ambientalista gestoresderesiduos.org, la industria de las baterías podría verse grandemente beneficiada por un revolucionario invento de la empresa NBD (Nano-Diamond Battery), con sede en California.

Según este informe, científicos de todo el mundo están constantemente en la búsqueda de proponer nuevas alternativas; con este reciente hallazgo, las baterías no solo serían más fáciles y baratas de fabricar, sino que durarían miles de años sin cargarse.

Se trata de las baterías de nanodiamante, que pueden tener un rango de vida útil desde diez hasta 28.000 años.

Estas funcionan como una especie de pequeños generadores nucleares que tienen una densidad mucho menor a la de las baterías de ion de litio que actualmente se comercializan.

Uno de los beneficios de este tipo de baterías es que han sido catalogadas como ‘seguras’, y su uso en autos eléctricos no presentaría ningún inconveniente, aún en casos de accidentes.

Uno de los datos que más llaman la atención es que las baterías de nanodiamante están fabricadas a partir de desechos nucleares, materiales que son considerados peligrosos, además de que su almacenamiento resulta costoso.

Para funcionar, las baterías utilizan grafito purificado con el cual se crean pequeños diamantes de carbono 14 que actúan como disipadores de calor que recolectan y transportan la carga.

Una capa de diamante de carbono 12 cubre todo el material y evita las fugas de radiación.

De acuerdo con gestoresderesiduos.org, “La celda de la batería se crea usando varias capas de nanodiamantes con un pequeño circuito integrado y un pequeño supercondensador para almacenar e ir distribuyendo la energía rápidamente.”

Por su parte, NBD asegura que este tipo de baterías pueden ser fabricadas en distintos tamaños, lo que contribuye a su uso en todo tipo de autos y dispositivos.

Un factor positivo a tener en cuenta es que, la empresa fabricante de estas baterías tiene la certeza de que la radiación emitida por ellas será mínima, haciéndola útil para realizar implantes de dispositivo en el cuerpo, como los marcapasos.

El invento no solo representa la posibilidad de reutilizar los desechos, sino también la de ofrecer la posibilidad de que los seres humanos cuenten con baterías que puedan durar toda la vida y contribuir a que los residuos nucleares tengan un impacto positivo, y no negativo, en el medio ambiente.

Asimismo, el portal asegura que la compañía ya ha elaborado su propia prueba, y muy pronto se espera contar con un prototipo capaz de ser comercializado en cuanto se le dé luz verde a los laboratorios para trabajar de manera presencial.

De ser exitosas las pruebas, se cree que estas baterías estarán disponibles en un lapso de dos años.

Foto: Shutterstock

El estado de las baterías: Un asunto más importante de lo que algunos consumidores creen

Aunque todavía falta para que se lance al mercado el nuevo modelo de baterías de nanodiamante propuesto por la empresa NBD, es importante identificar cuál es el uso adecuado para garantizar el rendimiento de los modelos actuales.

Independientemente del dispositivo en que se utilicen, los expertos aseguran que dejar de utilizar los aparatos electrónicos durante meses podría ocasionar un daño irreversible en ellos.

Por ejemplo, si se dejara de utilizar algún dispositivo durante varios meses, aún siendo nuevo, es posible que cuando desees encenderlo este no funcione igual o simplemente no pueda cargarse.

Esto se debe al modelo de baterías que los dispositivos utilizan. Algunos tipos de baterías pueden deteriorarse si se les deja descargadas durante mucho tiempo.

Por supuesto, no se trata solo de asegurarse de que tu dispositivo funcione correctamente, sino de evitar complicaciones que puedan resultar riesgosas.

Existen baterías que pueden permanecer descargadas sin que esto derive en mayores problemas; sin embargo, hay algunas otras que, de permanecer descargadas por mucho tiempo, podrían experimentar reacciones químicas capaces de poner en riesgo tu integridad y la del equipo.

¿Qué recomiendan los expertos? La respuesta es simple: carga de manera continua todos tus dispositivos electrónicos, independientemente si los usas todos los días o solo algunas veces a la semana.

¿Un dato curioso?  Los expertos tienen la certeza de que los dispositivos en mayor riesgo de presentar fallas son aquellos que se utilizan de manera esporádica.

Si sigues los consejos de los científicos encargados del funcionamiento de las baterías, te darás cuenta de que la recomendación general es dejar que tus dispositivos se descarguen hasta alcanzar un 5% de carga. Debes tomar en cuenta que esta es una práctica que no debe realizarse de manera regular, y que en la práctica diaria tus dispositivos deben contar con al menos 20% de carga.

Esto no sería un problema con las baterías de nanodiamante, ya que estas tienen un potencial de vida útil de entre 10 y 28.000 años sin sufrir afectaciones en su calidad ni rendimiento.

Evidentemente, hasta el momento en el que este tipo de baterías se encuentren disponibles en el mercado, los expertos recomiendan cuidar nuestros aparatos electrónicos con una práctica tan sencilla como lo es la carga periódica de los mismos.

Foto: Shutterstock