Revelan plan de Nueva York donde presos cavarían fosas para muertos por coronavirus

  • Revelan lo que sería el plan de contingencia de la ciudad de Nueva York ante una pandemia por coronavirus
  • El plan fue elaborado en 2008 y consiste en que los presos de la isla Rikers deberán cavar fosas comunes para enterrar hasta 51.000 cuerpos
  • En el peor escenario la ciudad desplegaría equipos de estudiantes de medicina para eliminar cadáveres

A medida que continúan aumentando los casos de coronavirus ( COVID-19) en la ciudad de Nueva York, existen extremos planes de contingencia creados desde hace más de una década.

En el peor de los escenarios, la ciudad está preparada para una pandemia severa cuya tasa de mortalidad del 2.1 por ciento probablemente produciría la necesidad de enterrar rápidamente los cadáveres en fosas comunes, reseñó The Daily Mail.

Este caso extremo consiste en que los prisioneros de la isla Rikers deben cavar fosas comunes con capacidad para enterrar hasta 51,000 cuerpos.

El plan fue elaborado por la Oficina del Médico Forense de la ciudad en octubre de 2008 durante la administración del entonces alcalde Michael Bloomberg.

El informe de Charles S. Hirsch, titulado ‘Plan de oleada de influenza pandémica para el manejo de muertes dentro y fuera del hospital’, detalla estrategias de respuesta en caso de emergencias generalizadas en la escala de la gripe española de 1918 y el brote de gripe asiática de 1957.

Las estimaciones del informe sostienen que la mayoría de las muertes por una pandemia, hasta el 70 por ciento, ocurrirían en hospitales o centros de asistencia.

Si el COVID-19 llegara a convertirse en una pandemia similar a lo que fue la gripe española, donde murió más de medio millón de estadounidenses, la ciudad desplegará mortuorios, fotógrafos forenses y estudiantes de medicina, para recoger los cuerpos y trasladarlos a fosas comunes para enterrarlos.

Según el plan consultado por New York Magazine, se estima que los responsables deberán retirar entre 50 y 5,000 cadáveres al día.

Si se presentara este escenario lleno de muertes, Nueva York desplegaría por toda la ciudad unidades móviles refrigerantes aptas para almacenar cadáveres. Cada una de estas unidades sería capaz de contener hasta 44 cuerpos cada una.

El Daily Mail reseñó que si el número de cadáveres fuese mayor al estimado en el peor de los casos, un último recurso sería enviar los cuerpos a la pequeña isla Hart, ubicada en el oeste de Long Island justo al lado de la costa del Bronx.

La ciudad entonces contaría con los prisioneros de la cercana Isla Rikers para cavar fosas comunes y enterrar los cadáveres de la ciudad.

Para el actual gobernador de la ciudad, Andrew Cuomo, el uso de trabajo penitenciario es un tema controversial.

Durante una conferencia de prensa en Albany, el gobernador introdujo un nuevo desinfectante de manos a base de alcohol que, según dijo, se vendería a los neoyorquinos a un precio sumamente asequible si los principales fabricantes de productos similares aumentaban los precios durante la pandemia.

Sin embargo, el producto fue fabricado por Corcraft, una empresa estatal que utiliza mano de obra carcelaria.

“Estamos presentando el desinfectante de manos del estado de Nueva York hecho convenientemente por el estado de Nueva York”, dijo Cuomo.

“Este es un producto superior a los productos que se encuentran ahora en el mercado”, aseveró.

Archivado como: Plan Nueva York Coronavirus

Foto: Getty.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+