Coronavirus: Congreso aprueba ayudas tras declaración de emergencia

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Coronavirus Congreso: la Cámara de Representantes aprobó esta madrugada una ley que brinda ayudas directas a los estadounidenses que sufren por el coronavirus
  • Horas antes, el presidente Trump había declarado emergencia nacional y que se dispondría de 50,000 millones de dólares en fondos
  • “Hicimos lo que dijimos que íbamos a hacer: Poner a las familias por delante”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi

Coronavirus Congreso: La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó en la madrugada del sábado una ley que brinda ayudas directas a los estadounidenses que sufren física, financiera y emocionalmente por la pandemia del coronavirus.

Horas antes, el presidente Donald Trump declaró una emergencia nacional, liberando fondos y recuerdos para combatir el brote, y respaldó la aprobación del paquete de ayudas en el Congreso.

Desde el Rose Garden de la Casa Blanca, Trump dijo: “Estoy declarando oficialmente una emergencia nacional”, liberando hasta 50,000 millones de dólares para que los gobiernos locales y estatales respondan a la crisis.

Trump también anunció una serie de acciones ejecutivas, como una nueva asociación público-privada para ampliar la capacidad para realizar la prueba del COVID-19, la enfermedad causada por el virus, mientras Washington intenta contener un brote cuya expansión está sacudiendo los mercados, cerrando instituciones y alterando el día a día de la población.

Pero el dirigente negó cualquier responsabilidad en la demora de la disponibilidad de las pruebas, mientras su gobierno enfrenta críticas por su lentitud en su respuesta a la crisis.

Mientras la Cámara se preparaba para votar las ayudas el viernes en la noche, su presidenta, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que la disputada iniciativa proporcionará pruebas gratuitas, baja por enfermedad pagada, ampliará los beneficios por desempleo y reforzará los programas de alimentos.

“Hicimos lo que dijimos que íbamos a hacer: Poner a las familias por delante”, dijo Pelosi, flanqueada por legisladores demócratas.

La Cámara de Representantes aprobó el proyecto pasada la medianoche. Por el momento no hay fecha para la votación en el Senado, pero se canceló un receso ya previsto y la cámara alta volverá a reunirse el lunes.

Un tuit de aprobación de Trump infundió una nueva energía a la propuesta, asegurando que los republicanos más escépticos se uniesen a una votación firme.

“Respaldo completamente H.R. 6201 (…) ¡Animo a todos los republicanos y demócratas a que se unan y VOTEN SÍ”, escribió el mandatario. “¡Espero firmar el proyecto de ley final lo antes posible!”

La declaración de Trump y la actividad parlamentaria coronaron una tumultuosa semana en Washington mientras el virus de rápida propagación a los estadounidenses de a pie enfrentándose repentinamente a las cuarentenas, al cierre de escuelas y a los cambios en su rutina.

Además, Trump tomó otras medidas para impulsar a los mercados financieros, aliviar la carga financiera de aquellos con préstamos universitarios y dar a los profesionales médicos más “flexibilidad” para tratar a los pacientes durante la crisis sanitaria.

El COVID-19 puede causar síntomas de diversa gravedad y es especialmente problemática en ancianos y gente con problemas de salud previos, que podrían sufrir efectos más severos, incluyendo neumonía. Pero en la mayoría de los contagiados, el coronavirus deja apenas síntomas leves o moderados, como fiebre y tos, y la inmensa mayoría se recupera.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los pacientes con casos moderados se recuperan en unas dos semanas, mientras que aquellos que presentan un cuadro más severo podrían tardar entre tres y seis.

Archivado como: coronavirus Congreso

¿Qué significa que Trump declare emergencia nacional por el coronavirus?

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró este viernes una emergencia nacional debido al coronavirus; pero, al contrario que el estado de alarma anunciado en España, la medida de EE.UU. no abre la puerta a limitar el movimiento de personas ni a intervenir hospitales privados.

Estas son las claves para entender el impacto de la decisión que acaba de tomar Trump:

¿EN QUÉ CONSISTE LA DECLARACIÓN DE EMERGENCIA?

La principal consecuencia de la declaración es el desbloqueo de fondos federales para ayudar a los estados y a las localidades afectadas a hacer frente a la crisis del COVID-19.

Trump ha recurrido a la Ley Stafford de 1988, que permite a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias de EE.UU. (FEMA, en inglés) coordinar la respuesta nacional en caso de una “catástrofe” y salir al rescate de los gobiernos estatales y locales impactados.

FEMA controla más de 40,000 millones de dólares en fondos federales aprobados por el Congreso para el alivio de desastres, que a partir de ahora podrían destinarse a ayudar a algunos de los estados más afectados, como Washington, Nueva York o California.

No obstante, Trump dijo que serán “hasta 50.000” los millones de dólares a los que tendrán acceso “los estados, territorios y localidades” para luchar contra la enfermedad.

Archivado como: coronavirus Congreso

¿ES LA PRIMERA VEZ QUE SE DECLARA UNA EMERGENCIA POR CORONAVIRUS EN EE.UU.?

No. El pasado 31 de enero, cuando solo había seis casos confirmados en EE.UU., el Departamento de Salud estadounidense ya declaró que el coronavirus representaba una “emergencia de salud pública”, una medida de menor calado que la tomada por Trump.

En ese caso, el objetivo y la principal consecuencia de la medida fue justificar la restricción de entrada de extranjeros que hubieran visitado China.

Además, en un sistema federal como el estadounidense, donde los estados tienen una gran autonomía para gestionar sus propios asuntos, alrededor de la mitad de los gobernadores estatales del país han declarado también una emergencia por el coronavirus, entre ellos California, Arizona y Florida.

Eso les ha permitido movilizar recursos más rápidamente para hacer frente a la pandemia, además de evitar que se disparen los precios de productos imprescindibles, como las mascarillas y los guantes.

En cada estado, esa declaración de emergencia ha derivado en distintas medidas: en Washington, se han cerrado escuelas durante seis semanas en varios condados; en Maryland se han clausurado los colegios públicos en todo el estado; y en California se ha recomendado prohibir las congregaciones de más de 250 personas.

¿QUÉ PRECEDENTES HAY?

Esta es la primera vez que un presidente de EE.UU. recurre a la ley de 1988 para contener el avance de una enfermedad infecciosa en todo el país, a juzgar por la recopilación de precedentes incluida este mes en un informe del independiente Servicio de Investigación del Congreso de EE.UU.

Esa ley solo se ha usado en otra ocasión para hacer frente a una enfermedad vírica: en 2000, el entonces presidente Bill Clinton la utilizó para ayudar a dos estados, Nueva York y Nueva Jersey, a hacer frente al virus del Nilo Occidental, transmitido por un mosquito; pero nunca se había aplicado a nivel nacional.

En general, la legislación Stafford se ha usado sobre todo para ayudar a los estados en caso de catástrofes naturales como huracanes o incendios, aunque también se ha empleado para hacer frente a crisis de salud pública.

El expresidente Barack Obama (2009-2017) la usó en 2016 para responder al problema de contaminación del agua en la localidad de Flint (Michigan) y en 2014 tras un vertido químico en Virginia Occidental.

Durante la última crisis sanitaria nacional que vivió Estados Unidos, la causada en 2009 por la gripe A, Obama también declaró una emergencia nacional, aunque lo hizo basándose en otro texto legal, la ley de Emergencias Nacionales de 1976.

Fue precisamente en esa última legislación, y no en la Stafford, en la que se basó Trump para declarar hace un año una emergencia nacional con el objetivo de desviar fondos hacia la construcción del muro en la frontera con México.

Archivado como: coronavirus Congreso

UNA LEY HOLLYWOODIENSE

La ley que acaba de activar Trump tiene un papel protagonista en la tercera temporada de la serie de Netflix “House of Cards”, cuyo protagonista, el presidente Frank Underwood, la invoca para desviar fondos de FEMA a su plan para el pleno empleo, America Works.

“La ley Stafford me da una autoridad completa para definir una emergencia”, dice en la serie el despótico Underwood, encarnado por el actor Kevin Spacey.

En la serie, sin embargo, los asesores de Underwood le ruegan que no lo haga porque está abusando de los parámetros de la ley y se expone a una lluvia de demandas en los tribunales, algo que no parece probable en el caso de Trump, cuya medida recibió el respaldo de la oposición demócrata.

“Me complace que el presidente Trump haya hecho caso a nuestras peticiones de invocar la ley Stafford”, dijo el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, en un comunicado.

No obstante, Schumer también advirtió a Trump de que no actúe como Underwood: “El presidente no debe excederse en su autoridad o caer en su tendencia a la autocracia (y usar estos fondos) para fines que no estén relacionados con esta crisis de salud pública”, recalcó.

Archivado como: coronavirus Congreso