¡Milagro de Semana Santa! La Santa Corona de Espinas de Cristo, su historia y significado

Compartir
Suscríbete
Suscríbete
Recibe por email todo nuestro contenido.
¡Milagro de Semana Santa! La Santa Corona de Espinas de Cristo, su historia y significado
  • La Santa Corona de Espinas de Jesucristo está a salvo a días del Viernes Santo
  • ¿Qué es la Corona de Espinas y qué significa?
  • Descubre la larga historia de esta reliquia y quién la salvó del incendio de Notre Dame

El incendio que devoró Notre Dame no pudo llevarse la Corona de espinas de Cristo, y eso parece casi un milagro tenindo en cuenta que estamos a punto de entrar en Semana Santa, y es uno de los símbolos más preciados de los cristianos.

Los bomberos y las autoridades de París se esforzaron hasta lo indecible por salvar las reliquias más sagradas de Notre Dame, entre las que se encuentra, precisamente esta corona de espinas… pero no estaban solos en la batalla. El capellán de la brigada de bomberos de París, Jean Marc Fournier, que llevaba consigo las llaves y los códigos con los que se protegen los más preciados tesoros de la catedral, logró salvar del incendio, con ayuda de un bombero, la Corona de Espinas, que algunos creen fue la misma que le pusieron a Jesucristo el día de su crucifixión.

[interest img=”https://res.cloudinary.com/mundo/image/upload/f_auto,q_auto/v1522082029/IMG_9956_t1jzg7.jpg” url=”https://mundohispanico.com/noticias/curioso/cuaresma-semana-santa-2019″ title=”Cuaresma y Semana Santa 2019: Cuándo es y qué se celebra”]

¡Nunca más a tiempo! Parece un milagro de Semana Santa.

“El padre Fournier es un héroe absoluto”, dijo uno de los bomberos. “No mostró temor alguno mientras se dirigió inmediatamente por las reliquias dentro de la catedral y se aseguró de que fueran salvadas”.

¿Qué es la Corona de Espinas de Jesucristo?

Para los cristianos, la Corona de Espinas es un símbolo que recuerda la Pasión de Jesús y simboliza dos cosas fundamentales: que Jesucristo fue y es un rey, “Rey de reyes y Señor de señores” (Apocalipsis 19:16) y que fue capaz de soportar dolor, vergüenza e insultos en su calvario por todos nosotros.

Los soldados romanos clavaron en su cabeza una corona de espinas como burla durante la Pasión, ya que los cristianos lo consideraban el rey mesías, después de los azotes que siguieron a los falsos juicios, y antes de que Jesús fuera crucificado. “Pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña en su mano derecha, e hincando la rodilla delante de Él, le escarnecían, diciendo: ¡Salve, rey de los judíos!” (Mateo 27:29; ver también Juan 19:2-5).

[trend video=”404406″ player=”14557″ title=”ANGELES EN TU MUNDO 1″]

Consiste en un anillo de juncos reunidos en hebras y sujetos por hilos de oro, con un diámetro de 21 centímetros, sobre los cuales se encontraban las espinas. Desde 1896, se ha conservado en un tubo de cristal y oro, cubierto con un marco perforado que representa una rama de zizyphus o Spina Christi, un arbusto que ha servido como corona de espinas.

¿Cómo llegó la Corona de Espinas a Notre Dame?

La corona llegó a París en 1238. La llevó el rey Luis IX a su regreso de las Cruzadas para conquistar Jerusalén. Sucedió que la reliquia estaba en Constantinopa, a dónde habia sido llevada anteriormente para mantenerla a salvo de los saqueadores del Santo Sepulcro. En aquel momento, el emperador Baduino II de Courtenay tenía problemas financieros serios y le propuso al rey de Francia que se encargara de la Corona de Espinas.

El 19 de agosto de ese año, el rey llegó a París, se sacó su ropaje real, se colocó una sencilla túnica y, descalzo y ayudado por su hermano, llevó la Corona hasta Notre Dame. Decidió construir un relicario a la altura de este tesoro y otras valiosas reliquias guardadas en Notre Dame, así se edificó la Santa Capilla (Sainte-Chapelle).

[trend video=”405189″ player=”14557″ title=”Emprendedores T1 E5 Extraan mucho su natal Mxico pero estn decididos a continuar con sus proyectos”]

Tras el Concordato de 1801 (entre la Francia de Napoleón y el Vaticano), la Santa Corona se entregó en 1804, junto con otras reliquias, al Arzobispo de París, quien las colocó como parte del tesoro de la Catedral el 10 de agosto de 1806, donde se conservaban hasta el pasado lunes.

Ahora será depositada en otro lugar hasta que pueda volver a ser venerada, como siempre, los primeros viernes de mes, los viernes de Cuaresma y el Viernes Santo.

Un milagro de Semana Santa

El mundo y la historia están llenos de casualidades, pero que la Santa Corona se haya librado des desastre justo unos días antes de la pasión del Viernes Santo hace pensar en algo más… ¿qué piensas tú?

[trend video=”404831″ player=”14557″ title=”Videos 4.16.19″]