Republicanos nominarán a Trump en una convención donde no estará invitada la prensa

The Associated Press
Actualizado en

  • Convención republicana se realizará en privado del 21 al 24 de agosto, sin periodistas, debido a las restricciones por el coronavirus
  • Luego de que Trump cancelara la convención en Florida debido al incremento de contagios, 336 delegados tienen previsto reunirse en Charlotte, Carolina del Norte, para a votación formal
  • “Nos alegra comunicarles estos cambios, pero estamos trabajando con los parámetros que nos marcaron el estado y los lineamientos locales sobre el número de personas que pueden asistir a actos”, dijo una vocera

Convención republicana: El partido republicano celebrará en privado este mes, sin periodistas en la sala, el congreso para nominar de nuevo al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como su candidato a las elecciones, según dijo el sábado una vocera de la Convención Nacional Republicana señalando al coronavirus como motivo.

Aunque Trump canceló el mes pasado los actos públicos de la convención en Florida, señalando un aumento de los contagios en todo el país, 336 delegados tienen previsto reunirse el 24 de agosto en Charlotte, Carolina del Norte, para una votación formal que convertiría de nuevo a Trump en el candidato del partido.

Las convenciones de nominación suelen ser grandes actos mediáticos en los que los partidos políticos intentan aprovechar la atención para difundir su mensaje al mayor número posible de votantes. Si la decisión del partido se mantiene, sería la primera convención de nominación de partido en la historia moderna del país cerrada a la prensa.

“Dadas las restricciones y limitaciones sanitarias en vigor en el estado de Carolina del Norte, tenemos previsto que los actos en Charlotte sean cerrados a la prensa entre el viernes 21 de agosto y el lunes 24 de agosto”, indicó una portavoz del evento.

“Nos alegra comunicarles estos cambios, pero estamos trabajando con los parámetros que nos marcaron el estado y los lineamientos locales sobre el número de personas que pueden asistir a actos”.

La decisión fue reportada primero por la Arkansas Democrat-Gazette.

En privado, algunas delegaciones republicanas han señalado problemas logísticos a viajar a cualquiera de las dos ciudades, dado el creciente número de jurisdicciones que imponen cuarentenas obligatorias a los viajeros llegados de estados con repuntes del virus.

El pequeño grupo de delegados en Charlotte votará en representación de los más de 2,500 delegados oficiales de la convención. Ya se ha prohibido la asistencia de delegados alternativos e invitados.

Trump trata de calmar a republicanos ante sombrío panorama

El presidente Donald Trump calmó en privado a los republicanos ansiosos por su déficit respecto al candidato demócrata Joe Biden, apuntando que todavía quedan tres meses para las elecciones presidenciales y recordándoles los eventos tardíos que impulsaron su campaña en 2016.

Pero cuatro años después, la dinámica es muy diferente.

Los aliados del mandatario están cada vez más preocupados en torno a que la campaña de 2020 podría estar definida como un referendo sobre el manejo de Trump a la pandemia de coronavirus y a que involucrará un cambio histórico a opciones de voto a anticipadas y a distancia. La campaña de Trump batalla para reconfigurar, suspendiendo la publicidad, tratando de hallar un mensaje coherente y tratando de hallar la manera de colocar a Trump frente a concentraciones de admiradores de una manera segura.

Trump causó más controversia al mencionar la posibilidad de postergar las elecciones y esgrimiendo hipótesis infundadas de fraude. Esa sugerencia provocó una reprimenda inusual de los republicanos, muchos de los cuales alertaron a la Casa Blanca que eso podría ser interpretado como un reconocimiento de que el presidente iba a perder y que podría afectar sus probabilidades de mantener el control del Senado.

Archivado como: convención republicana

Search

+