Trump amenaza con trasladar convención republicana de Carolina del Norte

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Trump amenaza con trasladar convención republicana de Carolina del Norte
  • El presidente Trump amenazó con trasladar la Convención Nacional Republicana de Carolina del Norte a otro estado si no garantizaban el aforo completo
  • Trump exigió “una respuesta inmediata del gobernador sobre si se permitirá o no el llenar el aforo completo”
  • Trump se ha mostrado ansioso por reiniciar la actividad en el país después de semanas de confinamiento

El presidente, Donald Trump, amenazó este Memorial Day con trasladar la Convención Nacional Republicana de Carolina del Norte de agosto a otro estado del país a menos que se “garantice” la asistencia masiva pese a la preocupación por la pandemia del coronavirus, reseñó la agencia Efe.

Relacionado

“Amo al gran estado de Carolina del Norte, tanto que he insistido en celebrar la Convención Nacional Republicana en Charlotte a final de agosto”. Desafortunadamente, el gobernador demócrata Roy Coooper todavía está en modo reclusión y es incapaz de asegurar que se nos permitirá una asistencia completa al estadio”, dijo Trump en su cuenta de Twitter.

La convención republicana, el gran evento en el que el partido escoge a su candidato para las elecciones presidenciales de noviembre y que congrega a decenas de miles de asistentes, tiene prevista su celebración en Charlotte del 24 al 27 de agosto.

Trump exigió “una respuesta inmediata del gobernador sobre si se permitirá o no el llenar el aforo completo”.

“Si no, nos veremos forzados de mala gana a encontrar, con todos los empleos y desarrollo económico que ofrece, a otro lugar para la Convención Nacional Republicana”, indicó.

Carolina del Norte, considerado uno de los estados claves para obtener la victoria electoral, fue ganado en 2016 por el actual presidente por un estrecho margen frente a su entonces rival, la demócrata Hillary Clinton.

Trump se ha mostrado ansioso por reiniciar la actividad en el país después de semanas de confinamiento y restricciones a la movilidad para tratar de contener la expansión del virus, en contra de los llamados a la prudencia expresados por los profesionales sanitarios.

Los Centros de Control de Enfermedades (CDC) publicaron la semana pasada directrices para el proceso de reapertura en las que levantan algunas de las medidas de reclusión pero desaconsejan la celebración de eventos masivos.

Los demócratas anunciaron hace unas semanas que retrasaban su convención prevista en Milwaukee (Wisconsin) de julio a mediados de agosto ante la expansión del coronavirus, que ha dejado ya casi 100.000 muertos y más de 1,6 millones de contagiados en EEUU.

Asimismo, apuntaron que contemplan como posible escenario la celebración del evento, donde se prevé la nominación formal como candidato del exvicepresidente Joe Biden, en un formato reducido con participación virtual.

Por otro lado, el presidente Trump participará en la ceremonia de colocación de coronas este el lunes por la mañana en la Tumba del Soldado Desconocido en el Cementerio Nacional de Arlington en Virginia por motivo del Memorial Day, según reportó Boston 25 News.

El vicepresidente Mike Pence, el secretario de Defensa Mark Esper y el presidente del Estado Mayor Conjunto del Ejército, general Mark Milley, también están programados para participar.

Trump a votantes: Confíen en mí, la economía se recuperará

El presidente Trump tiene una nueva promesa de cara a las elecciones de noviembre: Confíen en mí.

En una época en que la economía enfrenta su peor recesión en un siglo, con más de 38 millones de desempleados, Trump habla cada vez con mayor frecuencia de una futura recuperación que probablemente no se materialice hasta después de las elecciones de noviembre. El presidente les está pidiendo a los votantes que miren más allá del dolor que se resiente en todo el país y le den otros cuatro años de mandato con base en la promesa de una recuperación económica en 2021, reseñó The Associated Press.

“Es una transición a la grandeza”, dijo Trump una y otra vez, pronosticando una economía próspera hacia finales del año. “Van a ver grandes números en el último trimestre, y van a terminar gozando de un gran año el próximo año”.

Su principal asesor económico, Larry Kudlow, está de acuerdo con el optimismo y la esperanza para un “grandioso 2021”.

Es una táctica de recompensa tardía que Trump utilizaba incluso desde antes de que la pandemia azotara al país. Ha recurrido a ella con renovada urgencia después de que el coronavirus lo despojó de la floreciente economía que iba a ser la parte central de su mensaje de reelección.

Trump ya había prometido difundir finalmente un plan republicano de atención a la salud después del cierre de casillas — a pesar de llevar más de tres años de gobierno — junto con un recorte fiscal postelectoral y una “Fase 2” de un acuerdo comercial con China.

Ahora intenta persuadir a los votantes de que, si ya ayudó una vez a impulsar la economía, entonces puede hacerlo de nuevo.

“Construimos la economía más grande del mundo”, dice frecuentemente. “Lo haré por segunda vez”.

No es sólo el próximo año lo que será un misterio para los votantes el día de las elecciones. Trump y su equipo han intentado promover el ultimo trimestre — el periodo de octubre a diciembre —, pero los reportes económicos de dicho lapso no se difundirán sino hasta 2021. Las cifras preliminares del tercer trimestre se darán a conocer el 29 de octubre, apenas unos días antes de los comicios. La tasa de desempleo podría seguir en dos dígitos el día de las votaciones, declararon el economista de la Casa Blanca Kevin Hassett y Eric Rosengren, presidente del Banco de la Reserva Federal de Boston, durante entrevistas televisivas el domingo.

“Desafortunadamente, creo que es posible que el desempleo termine el año en dos dígitos”, dijo Rosengren al programa “Face the Nation” de CBS. Para recuperar los bajos niveles de desempleo que se tenían a fines de febrero pasado, dijo que probablemente se requeriría de una vacuna “o de otras innovaciones médicas que hagan que sea mucho menos riesgoso salir”.