Georgia: condado de Gwinnett favorece a Biden tras conteo de más de 7,000 votos

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
MundoHispánico
  • El condado de Gwinnett, en Georgia, reportó 7,076 votos contados en la jornada del jueves que ayudaron a incrementar ligeramente la ventaja de Biden
  • Sin embargo, las autoridades del condado detuvieron el conteo debido a una falla técnica
  • El secretario de Estado de Georgia adelantó que el estado hará un reconteo de votos

Conteo en Gwinnett. El condado de Gwinnett, en Georgia, reportó 7,076 votos ya contados durante la jornada de este viernes y la cifra permitió al candidato demócrata Joe Biden ampliar ligeramente su ventaja en aproximadamente 3,000 votos en el estado hasta ahora más reñido de la contienda.

conteo en Gwinnett
Twitter Tony Thomas

Las autoridades del condado anunciaron que tuvieron que detener el conteo esta noche tras reportarse una falla técnica.

conteo en Gwinnett
Twitter Tony Thomas

 

De acuerdo con los datos de la Oficina del Censo, Gwinnett es el condado con más hispanos en Georgia, que representan un 20.9% de sus más de 900,000 habitantes.

La última actualización de la Secretaría de Estado de Georgia daba cuenta de una ventaja de Biden de solo 3,911 votos.

conteo en Gwinnett
Secretaría de Estado de Georgia

Georgia anuncia que hará un recuento de votos

El estado de Georgia anunció este viernes que habrá un recuento de los votos en ese territorio ante lo ajustado de los resultados, lo que puede provocar que no se sepa quién ganó las elecciones presidenciales allí hasta finales de noviembre.

Las autoridades de Georgia hicieron el anuncio a las 10:30 am ET, en un momento en el que el candidato demócrata, Joe Biden, lideraba el escrutinio en el estado por apenas 1.098 sufragios.

“Con un margen tan estrecho, habrá un recuento en Georgia”, dijo en una rueda de prensa el secretario de Estado de ese estado sureño, Brad Raffensperger.

La ley estatal de Georgia permite solicitar un recuento de los votos si el margen de victoria del candidato ganador es de menos de 0,5 %, y la ventaja de Biden por ahora ni siquiera llega al 0,1 %.

“Este margen literalmente es de menos de la capacidad de una escuela superior grande”, subrayó el encargado de la implementación del sistema de votación en Georgia, Gabriel Sterling, en la misma rueda de prensa.

Archivado como: conteo en Gwinnett

El recuento tendrá que solicitarlo formalmente uno de los dos candidatos presidenciales, pero eso no puede ocurrir “hasta que se haya certificado el resultado de las elecciones” después de una auditoría del proceso, explicó Sterling.

“Deberíamos conocer el resultado (de las elecciones) para finales de noviembre”, calculó Sterling, aunque matizó que ese calendario podría variar si hay nuevos litigios sobre el proceso de cómputo de votos en el estado.

Sin embargo, Biden no necesita ganar en Georgia para hacerse con los 270 delegados en el Colegio Electoral que se requieren para asegurarse la Casa Blanca: si se impone en Pennsylvania, donde también lleva ventaja, ya llegaría a 284, según las proyecciones de los principales medios de comunicación.

A las 10 am ET, quedaban aún 5.500 votos por contar en cuatro condados del estado, además de otras 8.890 papeletas enviadas por correo por militares desplegados en el exterior que aún no habían llegado al territorio, informó Raffensperger.

No está claro cuántas de esas 8.890 papeletas se acabarán contando, porque solo entrarán en el cómputo aquellas que lleguen a las oficinas electorales antes de que acabe el día laborable este viernes, precisó.

Una de las razones por las que el conteo ha tardado tanto en Georgia es que algunos condados se olvidaron de pulsar el botón para “subir” al sistema informático los resultados, y no llegaron a hacerlo hasta este jueves o viernes, según Sterling.

Archivado como: conteo en Gwinnett

No obstante, ese funcionario negó que hubiera problemas sistemáticos en el escrutinio, y subrayó: “No hemos visto ningunas irregularidades generalizadas”.

Tanto Sterling como Raffensperger son republicanos, del mismo partido que el presidente.

La campaña de Trump ha denunciado sin pruebas un fraude en varios estados clave y este miércoles presentó una demanda para cuestionar la validez de algunos de los votos en Georgia, pero un juez desestimó esa querella.

¿Qué opciones le quedan a Trump para lograr la reelección?

El camino hacia la reelección del presidente estadounidense, Donald Trump, es cada vez más estrecho y pasa necesariamente por Pensilvania, sin cuyos 20 votos en el Colegio Electoral le será imposible lograr un segundo mandato en la Casa Blanca.

Con apenas 214 delegados asegurados de los 270 que necesita para ganar las elecciones, la campaña de Trump pareció resignarse este viernes a que no podrá conseguir una victoria mediante el escrutinio de votos que continúa en varios estados clave.

La campaña confía ahora en que las demandas que ha interpuesto para desafiar el escrutinio en cuatro estados bisagra den algún fruto significativo, algo que no ha ocurrido hasta ahora, o en que haya recuentos en varios de esos territorios que le den la vuelta al mapa electoral.

Archivado como: conteo en Gwinnett

“Seguiremos en este proceso a través de todos los aspectos de la ley”, dijo Trump en un comunicado este viernes.

Lo que está claro es que, con base en el conteo actual, Trump no podrá ganar si no se impone en Pensilvania, donde este viernes le arrebató la ventaja su rival demócrata, Joe Biden.

Aún si ganara los otros tres estados clave que quedan en juego -Georgia, Nevada y Carolina del Norte- y le diera la vuelta a las cosas en Arizona, algo improbable dada la tendencia de los votos que quedan por contar, Trump se quedaría a cinco delegados de la cifra mágica de 270.

Además de imponerse en Pensilvania, Trump necesita conquistar también Georgia, el segundo mayor premio en juego: si no lo hace, el mejor escenario al que puede aspirar es un empate a 269 delegados con Biden.

Ese empate se resolvería en el Congreso de EE.UU.: la Cámara de Representantes elegiría al presidente y el Senado al vicepresidente.

Si no gana en Pensilvania ni Georgia, Trump tendría que encomendarse a la posibilidad de que un recuento de votos en varios estados le mantenga en el poder, pero no le bastaría con dar la vuelta al resultado solo en uno de ellos.

Archivado como: conteo en Gwinnett