3 consejos para comprar casa si no cumple los requisitos de ingresos

¿Quiere comprar una casa? ¿Encontró la vivienda de sus sueños, a un precio irrepetible, o un banco que ofrece una bajísima tasa de interés?

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
¿Quiere comprar una casa? ¿Encontró la vivienda de sus sueños, a un precio irrepetible, o un banco que ofrece una bajísima tasa de interés, pero su historial de crédito no lo ayuda?

El periódico El Nuevo Herald aconseja que explore tres alternativas. Una puede es incluir como ingresos dinero que no es producto de su trabajo, como ayudas del gobierno o la pensión alimentaria de los hijos. Otra es tratar de cualificar para una hipoteca subsidiada. Una tercera alternativa es conseguir un codeudor que confíe en usted de tal manera que comprometa su crédito en una casa ajena.

 

TE PUEDE INTERESAR: Indocumentados reciben ayuda ‘gratuita’ para emprender su negocio (VIDEO)

 

Tener un hogar propio es una meta importante para las familias hispanas. Pero puede ser muy difícil. Excepto los casos excepcionales de personas que tienen en el banco todo el dinero para comprar una casa, el resto de los mortales necesita un préstamo hipotecario. Y si necesita un préstamo hipotecario, también necesita una buena puntuación en su historial de crédito.

Reconstruir su crédito es siempre la mejor manera de mejorar sus probabilidades de calificar para una hipoteca. Sin embargo, puede ser un proceso muy largo.

El Nuevo Herald aconseja que antes de ir a un banco a solicitar la aprobación de un préstamo hipotecario, use una calculadora de calificación para hipotecas.

Esto le dará una idea del rango de precios de la propiedad que está dentro de sus posibilidades económicas y hasta cuánto podría ascender la hipoteca.

Los expertos en finanzas aconsejan que las mensualidades de una hipoteca comprometan hasta un máximo del 28 por ciento de los ingresos.

Por otro lado, es posible que antes de mejorar la puntuación de su crédito aparezca una vivienda a un precio extremadamente atractivo o tasas de interés atractivamente bajas.

A las personas que se encuentran en ese tipo de circunstancias, El Nuevo Herald le aconseja explorar las siguientes alternativas para lograr la aprobación del préstamo hipotecario y comprar la casa.

1. Aumente sus ingresos calificados

Cuando un banco hipotecario echa un vistazo a sus ingresos, por lo general toman una posición muy conservadora. Por ejemplo, si su único empleo es a tiempo parcial, el banco podría obviar ese ingreso a menos que usted tenga un historial de más de un trabajo a la vez.

 

ES TENDENCIA

 

[brid video=”400219″ player=”14557″ title=”Madre mexicana decide cambiar por su salud”]

Además, si usted tiene un negocio el banco podría reducir los gastos del negocio del cómputo de cuáles son sus ingresos cualificados. Sin embargo, no todas las reglas son a favor del banco. Algunas podrían ser a favor de usted.

Desde el año 1976, los ingresos que se reciben de programas de asistencia pública podrían ser usados para calificar para un préstamo hipotecario. No obstante, debe establecer que esa ayuda gubernamental probablemente continuará durante tres o más años.

Al momento de comprar casa, la ley también permite incluir otro tipo ingresos que tampoco son producto del sueldo que recibe en su empleo o de las ventas que generan su negocio.

Según El Nuevo Herald, estas son algunas de fuentes de ingresos que usted podría incluir como ingreso propio en la solicitud de un préstamo hipotecario:

• Pensión alimenticia o manutención a sus hijos
• Ingresos por concepto de propinas
• Ingresos del extranjero
• Ingresos por concepto de asistencia pública
• Ingresos por concepto de pagos del Seguro Social
• Ingresos por concepto de jubilación y otro tipo de pensiones
• Ingresos por concepto de discapacidad a largo plazo
• Ingresos por concepto de beneficios de desempleo
• Ingresos por concepto de licencia laboral temporal
• Ingresos por concepto de beneficios para veteranos de las fuerzas armadas
• Ofertas o contratos de empleo
• Activos relacionados a su empleo
• Ingresos por concepto de pagos de derechos de autor
• Ingresos por concepto de tutela
• Ingresos por concepto de intereses y dividendos
• Ingresos por concepto de cuentas por cobrar

2. Busque una hipoteca diferente a la hora de comprar casa

Para comprar casa, algunas hipotecas tienen requisitos menos estrictos que otras en lo que se refiere a los ingresos. Esto es particularmente cierto con los préstamos hipotecarios con entidades que no son bancos comerciales tradicionales.

Los veteranos podrían calificar para un préstamo hipotecario con la Administración de Veteranos.

Estos préstamos con la Administración de Veteranos calculan los ingresos de dos maneras diferentes: el método estándar de proporción de deuda con respecto a los ingresos, y el método de “ingresos residuales”, que es mucho más generoso.

 

ES TENDENCIA

 

[brid video=”400262″ player=”14557″ title=”Trucos para personalizar tu camiseta”]

Para las personas de ingresos más bajos, una opción es el programa “Home Possible” (Hogar Posible) de Freddie Mac, una entidad privada garantizada por el gobierno federal.

“Home Possible” ofrece un pago inicial bajo del préstamo hipotecario. Para calificar, hay que tener ingresos anuales que sean equivalentes o menores que los ingresos medianos de la zona donde se encuentra ubicada la propiedad.

Otra opción es cualificar para un préstamo hipotecario garantizado por la Administración Federal de Vivienda (FHA). En este tipo de préstamo el acreedor no es el gobierno sino una institución financiera privada que cumple con los requisitos del programa.

Este tipo de préstamo está disponible para personas que tienen un historial de crédito que demuestre que la norma ha sido pagar las cuentas a tiempo pero que han experimentado un periodo de dificultades financieras que provocaron casos aislados de pagos tardíos.

3. Consiga un codeudor

Siempre existe la opción de conseguir un codeudor o coprestatario, recuerda El Nuevo Herald.

Con esta alternativa, el banco hipotecario tomará en cuenta el historial de crédito y los ingresos calificados suyos y de su codeudor.

Si el codeudor es una persona que no va a vivir la propiedad, el banco hipotecario podría rechazar otorgar el préstamo.

También puede imponer restricciones adicionales. Pueden, por ejemplo, exigir un pago inicial más alto.

Siempre recuerde que, del banco aprobar la hipoteca, la deuda es tanto suya como de su codeudor, aunque no viva la propiedad y le haya prestado su buen crédito como un favor.

Por esa razón, la hipoteca va a tomarse cada vez que el codeudor solicite algún crédito, sea un préstamo, tarjeta de crédito u otro tipo.

Y si se atrasa en el pago de las mensualidades del préstamo hipotecario, eso va a afectar el crédito de su codeudor. Y si deja de pagar la hipoteca, el banco lo va a demandar por cobro de dinero a usted y al codeudor.

Además, su codeudor podría tener que dar su consentimiento para vender la propiedad.

Su codeudor debe estar consciente de todas estas circunstancias antes de acceder a darle la mano.

 

ES TENDENCIA

 

[brid video=”400296″ player=”14557″ title=”Mascarilla de tomate para limpiar el rostro”]

 

Etiquetas:
Continua artículo relacionado