Al menos cuatro congresistas se beneficiaron con préstamos de estímulo económico

Mientras miles de hispanos se quedan sin ayuda, informes revelan que al menos cuatro congresistas recibieron préstamos de estímulo económico

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Mientras miles de hispanos se han quedado sin ayuda, informes confirman que al menos cuatro congresistas sí se beneficiaron con préstamos de estímulo económico
  • Los congresistas, que pertenecen a ambos partidos, reconocieron su relación estrecha con empresas que recibieron préstamos a través del Programa de Protección de Cheques de Pago
  • Entre los beneficiados están: Roger Williams, Vicky Hartzler, Susie Lee y Debbie Mucarsel Powell

 

En medio de la pandemia por coronavirus en donde miles de hispanos se han quedado sin ayuda, informes confirman que al menos cuatro congresistas sí se beneficiaron con préstamos de estímulo económico.

Los miembros del Congreso votaron para aprobar un programa de fondos de estímulo económico de $670 mil millones, del cuál se beneficiarían posteriormente, reflejó un informe publicado este martes.

Los congresistas, que pertenecen a ambos partidos, reconocieron su relación estrecha con empresas que recibieron préstamos a través del Programa de Protección de Cheques de Pago.

Según Politico, esto ocurre por medio de compañías que son manejadas por familiares o que guardan relación con su cónyuge.

Entre los beneficiados están:

  • Roger Williams, representante republicano por Texas. Es un hombre de negocios de Texas que tiene concesionarios de automóviles, talleres de carrocería y autolavados.
  • Vicky Hartzler, el representante republicano de Missouri. Su familia es dueña de granjas y empresas de suministros de equipos en todo el Medio Oeste.
  • Susie Lee, representante demócrata por Nevada. Su esposo trabaja para Full House Resorts, un desarrollador regional de casinos, que recibió recibió $5.6 millones de dólares del programa.
  • Debbie Mucarsel Powell, representante demócrata de Florida. Su esposo trabaja como ejecutivo para Fiesta Restaurant Group, una cadena de restaurantes que recibió $ 15 millones pero devolvió el monto total. A través de un portavoz, Mucarsel Powell indicó que su pareja no se había beneficiado económicamente del préstamo que recibió la empresa para la que trabaja.

Los cuatro legisladores que aparecen en el informe votaron para aprobar el paquete de ayuda económica que incluía el Programa de Protección de Cheques de Pago.

A través de ella, las empresas podían recibir préstamos de hasta $10 millones de dólares.

No está claro cuántos legisladores, además de Williams, Hartzler, Lee y Mucarsel Powell, recibieron el beneficio y aunque no es ilegal que soliciten estos fondos muchos se han negado a difundir la lista de quienes han recibido la ayuda del gobierno.

En una entrevista a Politico, los cuatro congresistas confirmaron que habían recibido los préstamos del estímulo de manera legal y con el objetivo de beneficiar a sus empleados.

Al menos cuatro congresistas se beneficiaron con préstamos de estímulo económico

La administración Trump no ha querido divulgar la información acerca de quienes han sido beneficiados con este programa; aunque el Departamento del Tesoro tienen en sus manos esta data.

Cuando los demócratas de la Cámara intentaron que se hiciera pública, los republicanos bloquearon la solicitud.

Williams y Hartzler se negaron, aunque Lee y Mucarsel Powell votaron a favor.

El representante Dean Phillips, quien levantó la propuesta, argumentó que “este es el mayor distribuidor de dinero de los contribuyentes en la historia humana, y debemos asegurarnos de que los contribuyentes sepan a dónde va”.

El proyecto de ley “no fue escrito para exponer a los miembros del Congreso, porque francamente esperaba que los miembros del Congreso fueran directos y transparentes para empezar”, agregó.

Trump firma ley con la que alivia restricciones en los préstamos solicitados por pequeñas empresas

El presidente Donald Trump firmó una nueva ley este viernes que flexibiliza las restricciones de las pequeñas empresas que se han beneficiado del programa de alivio del coronavirus, conocido como el Paycheck Protection Program (PPP).

La ley fue aprobada por el Senado el miércoles después de que la Cámara de Representantes la pasó sin problemas la semana anterior. Tales acciones representan una victoria para miles de empresas, muchas de ellas pertenecientes a minorías como la hispana, que intentan salir a flote tras la crisis económica que ha desatado la pandemia del coronavirus. Es también una rara movida bipartidista, que aún no se pone de acuerdo en un segundo incentivo económico para millones de hogares en Estados Unidos tras el primer envío del cheque de 1,200 dólares.

La nueva legislación da a los dueños de negocios mayor flexibilidad para usar los subsidios y extender el tiempo para pagarlos mientras persista la crisis económica.

Según la revista especialiada en economía Forbes, las nuevas regulaciones bajan el monto mínimo de uso del préstamos para pagar nómina de 75% a 60%, lo que era una queja común de muchos de los negocios que solicitaron préstamos.

La ley también extiende el plazo en que los negocios deben usar los fondos de dos a seis meses, retarda el plazo de reintegro de los trabajadores que fueron despedidos del 30 de junio al 31 de diciembre y relaja las exigencias de recontratar la fuerza laboral.

Además, y para muchos lo más importante, la nueva legislación extiende el plazo de pago del préstamos de dos a cinco años.

IRS registra a personas sintecho para enviarles el cheque de ayuda económica

Las personas que no tienen un techo o dirección permanente también califican para recibir la ayuda económica de 1.200 dólares que da el Gobierno a los afectados por la pandemia del COVID-19, pero deben registrarse con el Servicio de Impuestos Internos (IRS, en inglés).

Según un comunicado, el IRS no sabe quiénes son muchas de estas personas o cómo comunicarse con ellas, por lo que la única manera de obtener el pago de “impacto económico”, es registrarse, señala.

Individuos o parejas, considerados “desamparados” por carecer de un techo o dirección permanente, pueden calificar incluso si no trabajan, se aclara.

¿QUIÉN PUEDE PEDIR LA AYUDA?

La herramienta Non-Filers, a la que se accede en la página del IRS en internet (IRS.gov), está diseñada para personas con ingresos por debajo de los 24.400 dólares para parejas casadas o menos de 12.200 para personas solteras.

Las personas con dependientes menores de 17 años pueden obtener hasta 500 dólares adicionales por cada hijo.

¿QUÉ INFORMACIÓN SE NECESITA?

La información requerida es nombre, dirección postal o correo electrónico, además de la fecha de nacimiento y un número válido de Seguro Social.

También cuenta bancaria, si la poseen; licencia de conducir o identidad estatal, si la poseen, y los nombres y números de Seguro Social de cada hijo.

Continua artículo relacionado