Conductor ebrio y su acompañante discuten y policías ríen

  • Policías ríen cuando un conductor ebrio y su acompañante pelean sobre la propiedad de unas cervezas halladas en el carro que tripulaban 
  • El conductor de origen hispano fue sorprendido cuando circulaba en sentido contrario 
  • Dijo que sólo bebió dos cervezas y que no se sentía tomado, pero no pasó las pruebas de alcoholemia

Dos policías en Georgia rien cuando un conductor ebrio y su acompañante discuten para revelar quién de ellos era el dueño de las botellas de cerveza vacías que había en el interior del vehículo que tripulaban, prueba principal de que ambos bebían mientras circulaban en sentido contrario por una de las calles de Norcross, integrada al área metropolitana de Atlanta.

La escena fue captada en video por uno de los agentes del Departamento de Policía de Norcross, quien junto con su compañero reía mientras los dos hombres de origen hispano identificados como Ismael Ambrosio José y Francisco Escobar Herrera se decían uno al otro que las cervezas no eran suyas.

En Georgia, como en la mayoría de Estados Unidos, portar botellas vacías de bebidas alcohólicas dentro de un automóvil es un delito menor.

Las botellas vacías fueron descubiertas por los agentes cuando Francisco Escobar, el acompañante, bajó del vehículo después de que uno de los oficiales le dijo que podía irse libre a su casa tras arrestar al conductor ebrio.

– ¿Te quieres ir? -, le preguntó el policía.

– Sí, quiero caminar para mi casa -, respondió Francisco.

Justo en ese instante el agente detectó las botellas de cerveza vacías en el piso del asiento del copiloto.

– ¿Esas cervezas son tuyas, Francisco? -, le preguntó el oficial.

– No, ya las tenía él. Yo nomás dejé mis chanclas ahí. Él me agarró del trabajo, bueno, de mi casa -, argumentó.

De inmediato, el agente le fue a preguntar al conductor arrestado.

– Ismael, hay “Modelos” adentro (del carro) -, le dijo el agente.

– Esas las traía mi amigo -, respondió de inmediato. Pero el agente insistió.

– Francisco, ¿esas cervezas son tuyas? -.

– ¿Cuáles? -.

– Las que están ahí al lado de tu pie. Yo te pregunté, ¿son tuyas? -.

– Él las trajo también. Él las traía en mis pies -.

– Pues él (Ismael) está diciendo que son tuyas -.

– No -, exclamó Francisco ya visiblemente asustado.

– Ven a hablar con él, pregúntale -, le ordenó el agente quien se refirió enseguida al conductor, – Ismael, ¿por qué dice (Francisco) que las cervezas son tuyas? ¿De quién son? -.

– Son de él -, reiteró.

En eso, Francisco intervino exaltado: “Tú las aventaste en mis pies. Tú las traías y las pusiste en mi pie”.

Pero Ismael insistió: “Yo venía manejando. Las cervezas estaban de tu lado, son tuyas”.

– No, son tuyas, tú las echaste en mis pies -.

La discusión entre los dos hombres alcoholizados provocó la risa de los agentes quienes optaron por dar fin a la pelea para centrarse en la identidad de Francisco.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+