Condenan a cuatro activistas por dejar agua en desierto a inmigrantes

Agencia EFE
Actualizado en


Cuatro voluntarios del grupo ‘No Más Muertes’ fueron declarados culpables en un juzgado federal por colocar agua en la frontera de Arizona para salvar la vida de inmigrantes indocumentados.

El juez federal Bernardo Velasco emitió su veredicto al cabo de tres días de juicio contra Natalie Hoffman, Oona Holcomb, Madeline Huse y Zaachila Orozco, acusados de ingresar y colocar galones de agua en el Refugio de Vida Silvestre de Cabeza Prieta, una remota área al sur de la población fronteriza de Ajo donde 91 inmigrantes indocumentados han muerto desde 2014.

RECOMENDADA: New Jersey y Pennsylvania declaran estado de emergencia por tormenta invernal

Hoffman también fue acusada de manejar un vehículo dentro del refugio.

Fue en el invierno del 2017 que los voluntarios provenientes de lugares como Nueva Orleans, Minneapolis y Seattle comenzaron recibir notificaciones de los cargos en su contra por parte del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS).

Los voluntarios afrontan cargos menores, por los cuales cada uno enfrentan una sentencia de hasta seis meses de prisión federal y una multa de 500 dólares.

Este el primer grupo de un total de nueve voluntarios de ‘No Más Muertes’ que enfrentan cargos por poner agua y alimentos dentro del refugio nacional. Los otros cinco voluntarios serán juzgados los próximos 26 de febrero y 4 de marzo.

TE PUEDE INTERESAR: Llegan con visa y son detenidos en aeropuertos (VIDEO)

“Este veredicto no solo desafía a los voluntarios de ‘No Más Muertes’, sino a las personas de conciencia en todo el país. Si dar agua a alguien que muere de sed es ilegal. ¿Qué humanidad queda en la ley de este país?”, cuestión Catherine Gaffney, voluntaria del grupo en un comunicado de prensa.

En su veredicto, el juez Velasco indicó que los galones de agua dejados por los voluntarios dentro del área protegida “erosionan la decisión nacional de mantener el refugio en su naturaleza prístina”.

Desde que se hizo público la decisión del juez, los usuarios de redes sociales han expresado su indignación y rechazo ante la medida: “Un día ellos van a necesitar un vaso con agua y se acordarán lo que hicieron con el prójimo”; “malvados racistas, que Dios los perdone”; “Ay Dios mío, no se puede creer tanta inhumanidad, hasta a los animales trata uno de calmarles la sed”.

ES TENDENCIA:

Seguir Leyendo

Search

+