ÚLTIMA HORA: Dos condados de Texas ordenan toque de queda para contener el coronavirus

  • Alerta por coronavirus: El Condado de Walker y el Condado de Hidalgo, en Texas, ordenaron a partir del lunes 23 de marzo un toque de queda obligatorio como medida para contener el avance de coronavirus.
  • En el Condado de Walker a partir de hoy cualquier persona que circule desde la media noche y hasta las 5:00 de la mañana, sin permiso, podría pasar hasta 180 días en la cárcel y pagar 1,000 dólares.
  • Las únicas restricciones para violar el toque de queda se aplicarán para las personas que tenga una emergencia médica o comprueben que van o vienen con rumbo de su trabajo a su casa.

Toque de queda en condados de Texas. El Condado de Walker y el Condado de Hidalgo, en Texas, ordenaron un toque de queda a sus residentes como medida para contener el coronavirus.

De acuerdo a una proclamación del juez Danny Pierce, máxima autoridad en el Condado de Walker, el toque de queda se hará efectivo diariamente a partir de las 11:59 de la noche del lunes 23 de marzo del 2020 y se levantará todos los días a las 5:00 de la madrugada de los siguientes días.

Por su parte el juez Richard Cortez, máxima autoridad del Condado de Hidalgo, ordenó en las primeras horas de la tarde del lunes 23 de marzo que también a partir de las 10:00 de la noche de este lunes el toque de queda se ordena para todos sus residentes y el cual se levantará a las 5:00 de la mañana.

Las órdenes de los dos jueces detallan que son por tiempo indefinido hasta que pase la pandemia del coronavirus en Texas.

El Condado de Walker es una zona rural y boscosa al norte del área metropolitana de Houston, por la carretera I-45 rumbo a Dallas, y en el cual la ciudad más relevante es Huntsville sede de la Walls Unit la cárcel del Departamento de Justicia Criminal del Estado de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés) en donde están los condenados a muerte y se cumplen sus sentencias de ejecución.

Hasta el momento de escribir esta historia ninguna otro condado en Texas había ordenado un toque de queda a sus ciudadanos como medida para combatir el coronavirus.

Sin embargo, con la decisión del juez Pierce estableció un precedente legal para que otros condados tomen la misma decisión con base a los argumentos legales que presentaron en el Condado de Walker para ordenar el toque de queda. El segundo en hacerlo fue el Condado de Hidalgo pocas horas después.

La medida de toque de queda será aplicada por todas las fuerzas policiales del condado como la Oficina del Alguacil del Condado de Walker (WCSO, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Policía de Huntsville, las dos más importantes en la zona, en contra de cualquier persona que no acate la disposición y transite dentro de las horas prohibidas.

En caso de que una persona sea sorprendida manejando o caminando por las calles del condado, de acuerdo a la orden del juez Pierce, se enfrenta a una pena de 180 días de cárcel y una multa de 1,000 dólares.

De acuerdo a la orden, de la cual MundoHispánico en Texas tiene una copia, el juez Pierce advirtió que no habrá tolerancia contra las personas que violen su disposición.

Policías de la Oficina del Alguacil del Condado de Harris en Houston custodian uno de los centros de pruebas de coronavirus que abrieron las autoridades. (Fotos: Oficina del Alguacil del Condado de Harris)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+