ÚLTIMA HORA: Condado en Texas ordena cierre de bares y restaurantes por el coronavirus

  • Alerta por coronavirus: El Condado de Harris, en donde se encuentra Houston, ordenó el cierre de los bares y los restaurantes sólo podrán vender comida para llevar a domicilio durante dos semanas.
  • La medida la tomó la juez Lina Hidalgo, máxima autoridad en el condado, como medida de protección para que el peligroso COVID-19 no se propague entre la población.
  • “Hay que armarse de paciencia porque la calamidad ya está encima”, dice el DJ Tony Moss quien por orden de las autoridades no podrá trabajar en los bares en los que usualmente toca su música.

Alerta por coronavirus en Texas. El Condado de Harris en Houston, Texas, ordenó el cierre total de bares y restaurantes durante dos semanas debido al coronavirus.

La juez Lina Hidalgo, máxima autoridad en el Condado de Harris, hizo el anuncio oficial en las primeras horas de la tarde del lunes 16 de marzo del 2020 junto a Sylvester Turner, Alcalde de Houston, y de Ed González, Alguacil del Condado de Harris, como una medida extrema de precaución para combatir la pandemia de COVD-19 que ataca al mundo.

De acuerdo a Hidalgo la orden es efectiva a partir de las 8:0o de la mañana del martes 17 de marzo del 2020 y los restaurantes sólo podrán vender alimentos con reparto a domicilio o que los clientes los recogen en los estacionamientos pero no podrán haber comensales adentro de los establecimientos.

Por su parte los bares que no vendan alimentos tendrán que cerrar durante esos 15 días que han ordenado las autoridades del Condado de Harris el más grande Texas y que, además de Houston, comprende a las ciudades de Pasadena, Bay Town, Katy, Jersey Village, Clear Lake, Jacinto City, Atascosita, Deer Park y Galena Park, entre otras más pequeñas.

Con esa drástica medida el Condado de Harris se suma a las mismas acciones que ya habían tomado las ciudades de Nueva York, Chicago y Los Ángeles, entre otras, para tratar de impedir la propagación del coronavirus que ya ha tiene 4,000 casos reportados en Estados Unidos.

La medida que ha tomado el Condado de Harris causará un gran impacto en una ciudad como Houston, y sus alrededores, en donde muchos hispanos dependen de la industria de servicios alimentaciones para  su supervivencia familiar en roles como cocineros, meseros, cantineros, asistentes de cocina y lavaplatos.

Óscar Santaella, un chef méxico-brasileño y dueño del camión de comida Churrasco Food-Truck especializado en emparedados brasileños calificó la medida del Condado de Harris como “devastadora… pero la verdad, era algo que se veía venir”.

“A nosotros esto del coronavirus ya nos venía pegando porque muchos eventos en los que hacemos banquetes ya nos cancelaron y ese es una inversión en comida, insumos, que ya hicimos y que no vamos a recuperar” dice Santaella, con pesar en la voz, sobre los estragos que ya enfrentan por la pandemia.

Santaella, quien tiene casi 20 años en la industria gastronómica de Houston desde que llegó como inmigrante con su esposa y su hija desde su natal Veracruz, en México, asegura que ellos están “un poco preparados con ahorros para aguantar, pero pues son los ahorros de emergencia,  cuando se acaben no sé qué vamos a hacer” dice con incertidumbre.

Texas.

El chef Óscar Santaella, adentro de su camión Churrasco Food-Truck, dice que la pandemia del coronavirus ya ha afectado su negocio pues muchos banquetes que tenía programados le cancelaron. (Foto: David Dorantes/MundoHispánico)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+