Cómo comprar un auto en Estados Unidos si es la época de impuestos (VIDEO)

Compartir
Suscríbete
Cómo comprar un auto en Estados Unidos si es la época de impuestos (VIDEO)

Para muchos consumidores, un carro nuevo es una de las compras de mayor costo y solamente la supera la compra de una vivienda. De acuerdo a los datos suministrados por la National Automobile Dealers Association (en inglés), el precio promedio de un carro nuevo en Estados Unidos es de aproximadamente $30,000.

Por lo tanto, es importante saber cómo conseguir el trato más conveniente.

Cómo comprar su carro nuevo

Piense cuál es el modelo de carro y las opciones que desea y cuánto está dispuesto a gastar. Investigue un poco, así tendrá menos probabilidades de sentirse presionado a tomar una decisión precipitada o costosa en el salón de ventas y más posibilidades de conseguir un trato más conveniente.

Considere estas sugerencias:

Consulte publicaciones y sitios web especializados con información sobre las características y precios de los carros nuevos. Estas fuentes podrían brindarle información sobre los costos de los concesionarios para modelos y opciones específicos.

Busque y compare para obtener el mejor precio posible cotejando los modelos y precios publicados en los anuncios y en los salones de venta de los concesionarios. Para comparar precios, también puede contactar servicios de compra de carros y de agentes de compra de carros.

TE PUEDE INTERESAR: Qué hacer cuando quiere comprar un auto usado (VIDEO)

Prepárese para negociar el precio del vehículo. Los concesionarios pueden estar dispuestos a regatear sobre su margen de ganancia, que frecuentemente es de entre el 10 y el 20 por ciento. Por lo general, ésta es la diferencia que hay entre el precio sugerido por el fabricante para la venta minorista, conocido también como MSRP, y el precio de factura.

Usted puede ahorrar dinero negociando el precio porque este es un factor considerado en el cálculo del concesionario tanto si paga su carro al contado como si lo financia — y esto también afectará el monto de sus cuotas mensuales.

Si el concesionario no tiene el carro que usted quiere comprar en stock, considere la posibilidad de encargarlo. Esto puede implicar una demora en la entrega, pero los carros que el concesionario tenga en stock podrían tener algunas opciones que usted no desea — lo cual puede aumentar el precio.

Pero habitualmente los concesionarios quieren vender su inventario rápidamente, por lo tanto, si el concesionario tiene un carro que se ajusta a sus necesidades, quizás esté en condiciones de negociar un precio conveniente.

ES TENDENCIA: [brid video=”399515″ player=”14557″ title=”Cmo ganar dinero extra con tu Auto”]

Aprenda los términos

Las negociaciones de compraventa de carros suelen tener su propio vocabulario. Veamos una lista de algunos de los términos que usted puede escuchar cuando discuta el precio de un carro.

El precio de factura es el costo inicial que el fabricante le factura al concesionario. Usualmente, este precio es más alto que el costo final que paga el concesionario porque recibe rebajas, deducciones, descuentos y premios de incentivo. Por lo general, el precio de factura debería incluir el costo del flete (también conocido como cargo de destinación y entrega).

Si usted está comprando un carro sobre la base del precio de factura (por ejemplo “al precio de factura”, “$100 debajo del precio de factura”, “dos porciento por sobre el precio de factura”) y el costo del flete ya está incluido, asegúrese de que no le vuelvan a sumar este ítem en el contrato de venta.

El precio de base o precio básico es el costo del carro sin las opciones, pero incluye el equipo estándar y la garantía de fábrica del vehículo. Este precio está impreso en la etiqueta de precio Monroney.

ES TENDENCIA: [brid video=”399514″ player=”14557″ title=”Cmo ganar dinero extra en tu tiempo libre”]

La etiqueta de precio Monroney, o MSRP, indica el precio básico del carro, las opciones instaladas por el fabricante con el precio sugerido para la venta minorista, el cargo de transporte del fabricante y el rendimiento de combustible por milla recorrida (millaje).

La ley federal establece que esta etiqueta debe estar adherida obligatoriamente en la ventanilla del automóvil y sólo la puede quitar el comprador.

La etiqueta de precio del concesionario en general es una etiqueta autoadhesiva suplementaria que indica el precio de la etiqueta Monroney más el precio de venta minorista sugerido para las opciones instaladas por el concesionario, como por ejemplo una remarcación adicional del concesionario (ADM), o el margen de ganancia adicional del concesionario (ADP), el costo del concesionario para preparar el vehículo y la protección contra la corrosión.

ES TENDENCIA: [brid video=”399727″ player=”14557″ title=”Patrulla Fronteriza salva a familia guatemalteca de ahogarse en el ro”]