Comienza retirada de tropas que Trump ordenó enviar a la frontera

blank
blank

 

Los 5,800 soldados enviados a la frontera sur de Estados Unidos, en medio de las advertencias de una caravana migrante del presidente Donald Trump durante la campaña por las elecciones de medio término, comenzarán a regresar a casa tan pronto como esta semana, justo cuando algunos de esos migrantes apenas comienzan a llegar, informó el portal Politico.

Tanto demócratas como republicanos habían criticado el despliegue como una táctica del presidente de usar la fuerza militar como sostén para frenar una debacle republicana en las elecciones del 6 de noviembre.

El general a cargo de supervisar el despliegue dijo el lunes a Politico que las primeras tropas comenzarán a regresar a casa en los próximos días mientras que algunos ya no son necesarios al ya haber completado la misión a la que fueron enviados. Los miembros en servicio que ya regresan son parte de unidades de ingeniería y logística cuyos trabajos incluyeron desplegar concertinas -alambres de púas- y otras barreras para limitar el acceso a puertos de entrada en la frontera méxico-estadounidense.

Todas las tropas deberían estar de regreso para Navidad, como se esperaba originalmente, dijo el general teniente del Ejército Jeffrey Buchanan.

TE PUEDE INTERESAR: Un Nuevo Día anuncia lo que pasará con Adamari López (FOTOS)

“Nuestra fecha final ahora es el 15 de diciembre, y no he recibido indicaciones de nadie para ir más allá de esa fecha”, dijo Buchanan, que dirige las fuerzas terrestres del Comando Norte de Estados Unidos.

La decisión de comenzar la retirada se produce solo semanas después de que Trump ordenara este despliegue considerado como muy inusual.

En casos anteriores en los que las fuerzas militares fueron desplegadas para reforzar la frontera, estas fuerzas consistían de tropas de la Guardia Nacional a meido tiempo comandadas por los gobernadores de los estados que respaldaban a la Patrulla Fronteriza o otras agencias del orden.

Pero estas tropas recién desplegadas, la mayor parte de ella desarmada y de unidades de apoyo, vienen de militares en servicio activo, una concesión que el Pentágono hizo luego de que Trump insistiera en que el despliegue “no solo (incluye) la Guardia Nacional”.

Buchanan confirmó reportes anteriores en los que las fuerzas militares habían rechazado una solicitud del Departamento de Seguridad Nacional para una fuerza armada que apoyara a agentes de la Patrulla Fronteriza en caso de que ocurra una confrontación violenta con los migrantes de la caravana.

“Esta es una tarea de las autoridades de seguridad civiles, y el secretario de Defensa no tiene para aprobar eso dentro del territorio”, dijo Buchanan.

ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank