Comerse los mocos: Un mal hábito de los niños (y adultos) que puede ser perjudicial para tu salud

Shutterstock

Puedes provocarte abscesos

Esta es una de las consecuencias de las que casi nadie habla. Una cosa es hurgarse la nariz de vez en cuando, y otra muy distinta crearse el hábito o adicción de hacerlo y, peor aún, de comerse los mocos. La suciedad que se ubica bajo las uñas no es algo que debas tomar a la ligera, pues aunque pienses que llevas una higiene impecable, lo cierto es que nadie se puede escapar de las bacterias que se encuentran en el medio ambiente, y en caso de que te realizaras una herida dentro de la nariz podrías ocasionarte abscesos o infecciones que serían difíciles de controlar, ya que se encuentran en una zona delicada y sensible del cuerpo.

Seguir leyendo: Previous page

Seguir leyendo:
< Regresar

Search

+