Comenzó a matar en Florida y se convirtió en el peor asesino en serie en la historia de EE.UU.

  • Samuel Little fue recientemente denominado por el FBI como el asesino en serie más prolífico de los Estados Unidos
  • El hombre habría matado a más de 90 mujeres entre 1970 y 2005
  • Su primer asesinado fue en Florida, pero continuó sus crímenes en estados como Arkansas, Luisiana, Kentucky, Nevada y California

Samuel Little, un hombre de 79 años con una inclinación por contar historias y dibujar retratos al pastel en su celda de una prisión de California, fue recientemente denominado por el FBI como el asesino en serie más prolífico de los Estados Unidos.

En los últimos dos años, Little ha confesado haber encantado, golpeado y estrangulado a más de 90 mujeres entre 1970 y 2005, al menos una docena en Florida. Hasta el momento, cerca de 50 de estos asesinatos han sido confirmados por el FBI y detectives estatales locales, pero nueve aún no se han resuelto en el sur y centro de Florida.

La gran mayoría de las víctimas de Little eran personas sin hogar, fugitivas, consumidoras de drogas o prostitutas, mujeres tan al margen de la sociedad que muchos investigadores pasaron apuros para descubrir sus nombres reales.

Sus cuerpos fueron encontrados medio enterrados en áreas boscosas a lo largo de carreteras o insertados en contenedores de basura. Sin la tecnología para realizar análisis de ADN, sus muertes a menudo fueron catalogadas erróneamente como accidentales o resultado de sobredosis de drogas.

En un conjunto de videos divulgados recientemente por el FBI, Little sonríe mientras cuenta detalladamente y de manera extravagante sus asesinatos de mujeres en Florida y otros estados, incluidos Arkansas, Luisiana, Kentucky y Nevada. Según su propia admisión, su reino de terror de décadas se extendió por todo el país.

Pero según el FBI y Little, él tomó experiencia en el oficio de asesinar en el sur de Florida.

EL PRIMER ASESINATO DE LITTLE

En un bar de North Miami Beach en la víspera de Año Nuevo en 1970, Little, un hombre encantador de ojos azules como el cristal y un robusto cuerpo de ex boxeador, entabló una fatídica conversación con Mary Brosley.

Brosley, de 33 años en ese momento, había sido reportada como desaparecida en su ciudad natal de Massachusetts en junio de ese año.

En el bar, los detectives dijeron que Brosley y Little compartieron un trago. Brosley le contó a Little que se había ido de Massachusetts después de que su familia la confrontara por su problema con el alcohol. Más tarde, llegó el Año Nuevo y Brosley se unió a Little en su automóvil.

Condujeron por la autopista US 27, hacia los Everglades, y se detuvieron en un área apartada. Los detectives comentaron que Brosley se sentó en el regazo de Little y jugó con una cadena que él llevaba al cuello. Luego, Little la estranguló y dejó su cuerpo en una tumba poco profunda.

 

Samuel Little peor asesino en serie Florida

Samuel Little, el peor asesino en serie en la historia de Estados Unidos, según el FBI. Foto: AP

 

Recientemente, Little confesó al FBI que Brosley fue su primer asesinato.

El cuerpo en descomposición de Brosley fue encontrado 23 días después. Al igual que muchas de las víctimas de Little, las autoridades no pudieron identificar el cuerpo y el informe de la autopsia citó la forma de muerte como no clasificada, según la Oficina del Fiscal Estatal de Miami-Dade.

En 1982, el informe de la autopsia se volvió a presentar por razones desconocidas y la muerte se consideró un homicidio. El cuerpo continuó sin nombre hasta 2017, cuando la oficina del forense utilizó registros dentales para identificar a Brosley.

Caso sin resolver hasta 2018

La resolución del caso sin resolver no llegó hasta 2018, cuando los detectives de homicidios de Miami-Dade se encontraron entre muchas otras agencias en todo el país que recibieron una llamada de un Ranger de Texas con información crucial para compartir.

La ola de asesinatos de Little, de casi 40 años, fue interrumpida en varias ocasiones por ser arrestado por cargos menores y cortos periodos en prisión por robo, fraude, posesión de drogas y allanamiento demorada. El FBI dijo que en Florida, en la década de 1980, estuvo lo más cerca de ser atrapado.

En 1982, Little era sospechoso del asesinato de una mujer de Ocala llamada Rosie Hill, pero no había pruebas suficientes para acusarlo. Un año después, fue arrestado por el asesinato de una mujer de Gainesville llamada Patricia Ann Mount. Según informes de prensa, fue absuelto en 1984. (Desde entonces, Little ha confesado haber matado a ambas mujeres.)

En 2012, Little fue encontrado en un refugio para indigentes de Kentucky y extraditado a Los Ángeles por un cargo de narcóticos, según el FBI.

El Departamento de Policía de Los Ángeles analizó su ADN, un procedimiento que no existía cuando Little cometió la mayoría de sus asesinatos.

Se identificó una relación con tres asesinatos sin resolver en el estado entre 1987 y 1989. En los tres casos, las mujeres fueron golpeadas y estranguladas, y las autoridades se preguntaron si Little podía estar relacionado con más crímenes que se ajustaran al mismo patrón.

El peor asesino en serie de EE.UU.

Christie Palazzolo, analista de delitos en el Programa de Detención en Crímenes Violentos del FBI, una unidad que analiza crímenes violentos y sexuales en serie, buscó casos similares y llegó a uno en Odessa, Texas, en la década de 1980. Pero las autoridades no lograron que Little mencionara algo al respecto.

En 2014, fue condenado por los asesinatos de California y sentenciado a cadena perpetua tres veces.

Sin embargo, Palazzolo y su colega Angela Williamson, un enlace entre el FBI y el Departamento de Justicia, no dejaron de pensar en Little.

En 2017, Williamson se encontró con el Ranger de Texas, James Holland, quien reconoció que es conocido por interrogar a una gran cantidad de asesinos en serie a lo largo de su carrera. Para muchos, dijo Williamson, él es un encantador de asesinos en serie.

Williamson le mencionó Little a Holland y unos meses después, en 2018, Palazzolo, Williamson y Holland visitaron a Little.

Williamson y Palazzolo se sentaron en otra habitación mientras Holland se sentaba frente a Little. Palazzolo recuerda que Holland hizo que Little se sintiera cómodo y le ofreció la oportunidad de dejar las cosas claras.

Samuel Little cometió su primer crimen en Florida. Foto: AP

Little, después de todo, tenía 78 años en ese momento y sabía que estaría en prisión de por vida. No tenía nada que perder, comentó Palazzolo, así que Little comenzó a hablar, con detalle. No solo sobre el asesinato de Odessa, sino sobre otros 20 asesinatos que confesó haber cometido.

“Dio la bienvenida a la oportunidad de hablar sobre todas estas cosas que había hecho durante 40 años de su vida de las que nunca le contó a nadie”, agregó Palazzolo.

Little, que no había tenido una visita en tres años y en ese momento estaba alojado en una prisión con una población de jóvenes pandilleros, subrayó que tenía información sobre 90 asesinatos en total.

Sin embargo, la revelaría solo si las autoridades lo transferían a una prisión mejor en Texas. Palazzolo dijo que Little estaba buscando un lugar más tranquilo, así como un cambio de escenario.

Consiguió su deseo.

Una vez en Texas, Little habló con Holland durante más de 700 horas y detalló asesinato tras asesinato.

UBICANDO A LAS VÍCTIMAS DEL PEOR ASESINO EN SERIE

Con cada nueva confesión que hacía Little, Palazzolo y Williamson trabajaban para reunir tanta información sobre la víctima para que las autoridades locales la investigaran. Sin embargo, los detalles que Little proporciona a menudo están lejos de ser los básicos que las autoridades necesitan para cerrar un caso.

Palazzolo y Williamson comentaron que Little recuerda detalles íntimos sobre las víctimas, como lo que llevaban puesto o las marcas distintivas en su cuerpo. También puede contar detalles sobre la forma en que las mató y los autos que él conducía. No es muy bueno con los nombres, las fechas o los lugares donde se produjeron los asesinatos.

Para tratar de proporcionar más información a las autoridades locales, a Williamson y Palazzolo se les ocurrió una idea creativa. Se dieron cuenta de lo apasionado que se sentiría Little cuando hablaba de sus víctimas, a quienes llamaba sus “bebés”, así como de todos los retratos detallados que había dibujado de celebridades y colgado en su celda en California.

Le preguntaron si podía dibujar un buen retrato de sus víctimas. “Sabíamos que había imágenes en su cabeza y tal vez si podía trasladarlas al papel podría ayudarnos a identificarlas”, señaló Palazzolo. La apuesta valió la pena y Little dibujó retrato tras retrato de las víctimas, dibujadas usando pasteles.

Incluso con los retratos, Palazzolo agregó que la divulgación inicial a los detectives en varios estados a menudo es difícil.

Muchas veces ella no tiene nombres para presentarlos o una fecha firme de cuándo ocurrió el asesinato, por lo que tendrían que analizar un lapso de 10 o 20 años. Luego, está el hecho de que muchas víctimas pudieron no haber sido declaradas como asesinadas, por lo que los investigadores probablemente tendrían que analizar todas las muertes ocurridas durante un periodo determinado.

“Es bastante difícil”, admitió Palazzolo.

No obstante, detectives de todo el país aceptaron el desafío. Muchos de ellos hicieron la peregrinación a Texas para entrevistar a Little a fin de confirmar a la víctima de un caso sin resolver que tenían en mente o simplemente recabar más información.

[interest img=”https://res.cloudinary.com/mundo/image/upload/f_auto,q_auto/v1574202066/Captura-de-pantalla-2019-11-19-a-las-16.20.31_sctgwq.png” url= “https://mundohispanico.com/ana-gabriel-destapa-verdad-hija/” title= “Ana Gabriel destapa la verdad sobre su supuesta hija adoptiva (VIDEO)”]

Archivado como: Comenzó a matar en Florida y se convirtió en el peor asesino en serie en la historia de EE.UU.

SE UNEN LOS DETECTIVES DE FLORIDA

Entre 2018 y principios de este año, Williamson dijo que detectives de Miami-Dade, la ciudad de Miami, Tampa, Fort Myers y Ocala hicieron viajes para visitar Little.

El detective de homicidios de Miami-Dade, David Denmark, y su compañero, Lester Aguilar, hicieron el viaje a Texas en octubre de 2018.

Antes de la visita, Denmark afirmó que él y su compañero desenterraron más de 30 archivos de homicidios de casos sin resolver que podían haber estado relacionados con la información que recibieron del FBI. Descartaron a cualquiera que hubiera recibido un disparo o una puñalada y lo redujeron a dos nombres: Brosley y Angela Chapman, asesinada en 1976 y encontrada en un área boscosa cerca de Kendall.

Denmark dijo que Holland le pasó un reporte antes de la entrevista para asegurarse de que todo saliera bien. Entre las sugerencias estaba que Denmark sonriera y dejara que Little llevara la conversación y no lo interrumpiera cuando entrara en su narración. Denmark comentó que también se le aconsejó halagar a Little a menudo.

“Tienes que reírte con él, dejarle tomar la iniciativa y tratar de ser su amigo”, expuso Denmark. “Lo cual a veces te revuelve el estómago”.

Denmark relató que durante la conversación, Little contó detalles sobre Brosley y Chapman que solo su asesino sabría, como una leve cojera de Brosley debido a una cirugía de cadera y las carreteras específicas cerca del área donde se encontró el cuerpo de Chapman. Eso fue suficiente para que Denmark y su compañero cerraran los casos.

Antes del viaje, la Oficina del Fiscal Estatal de Miami firmó un acuerdo para no solicitar la pena de muerte para Little, un acuerdo que Palazzolo señaló que Little requiere antes de hablar con los detectives.

Palazzolo dijo que los estados son libres de enjuiciar a Little, pero que lo máximo que puede obtener es otra cadena perpetua. “Ya ha acumulado bastantes”, comentó.

Finalmente, la Oficina del Fiscal Estatal de Miami decidió no presentar cargos contra Little, una decisión con la que Denmark confesó estar de acuerdo dado que Little ya tiene garantizada la muerte en la cárcel.

Little, explicó Denmark, es mucho más útil vivo, hablando y dibujando, que muerto.

“Gracias a él, podemos cerrar casos que aún estarían en los archivos con polvo en las cajas”.

Archivado como: Comenzó a matar en Florida y se convirtió en el peor asesino en serie en la historia de EE.UU.

RESTAN CASOS NO RESUELTOS

El FBI declaró que han podido confirmar a 50 de las víctimas de Little en todo el país, y que hay más pendientes de la confirmación de agencias locales. Sin embargo, quedan decenas de posibles víctimas, incluidas nueve en Florida, dispersas entre Miami-Dade, la ciudad de Miami, Tampa, Fort Myers y Plant City.

Denmark, el detective de Miami-Dade, dijo que está tratando de cerrar tres casos basados en las confesiones de Little, pero son mucho más difíciles que cerrar los casos de Brosley y Chapman debido a los escasos detalles disponibles.

Una víctima ha sido descrita como una mujer blanca, posiblemente de ascendencia cubana, de entre 25 y 35 años y asesinada en 1971. Denmark dijo que cree que tiene un cuerpo basándose en el reporte de una persona desaparecida. Pero no hay un nombre claro. Little se ha referido a ella como Donna o Sarah.

Denmark asegura que el informe de la persona desaparecida es detallado, pero muchas de las personas mencionadas están muertas o se han mudado. Actualmente, está tratando de identificar el cuerpo recolectando ADN del fémur del cadáver y verificándolo con bases de datos para identificar a posibles miembros de la familia.

Denmark mencionó que está más avanzado en ese caso que en los otros dos, donde no cuenta con un posible nombre o un cuerpo, solo un par de bocetos que Little hizo.

“Es al revés”, describió la detective de Fort Myers, Mali Langton, sobre el proceso de investigación de las confesiones de Little.

Langton actualmente está investigando una confesión relacionada con una mujer no identificada que Little afirma que asesinó en 1984 en Fort Myers. Por lo general, Langton indica que las investigaciones comienzan con un cuerpo y llevan hacia un sospechoso, no al revés.

Aún así, Langton, como otros detectives, continúa avanzando. La semana pasada, divulgó un retrato que Little dibujó de la víctima y pidió ayuda al público. Hasta ahora, comentó que recibió algunas llamadas prometedoras.

Palazzo y Williamson dijeron que la misma línea de pensamiento guió su divulgación el 6 de octubre de una serie de retratos dibujados por Little, así como confesiones grabadas y sin un periodo determinado, de víctimas no identificadas.

Archivado como: Comenzó a matar en Florida y se convirtió en el peor asesino en serie en la historia de EE.UU.

Desde entonces, Little ha sido transferido de Texas a su prisión original de California y ubicado en una unidad mejorada con su propio estudio de arte.

Sin embargo, Williamson y Palazzolo dijeron que tiene problemas de salud, y a su edad no está claro cuánto tiempo más estará para ayudar a cerrar los casos y llevar el cierre necesario a los familiares de sus víctimas.

Cierre que Darryl Brosley afirma que es importante.

Brosley es el hijo de Mary Brosley, la primera víctima de Little. Su madre dejó Massachusetts cuando él tenía siete años y creció bajo el cuidado de una tía abuela.

Durante más de 40 años, Brosley indicó que no tuvo idea de lo que le sucedió a su madre. Por un tiempo, se mantuvo optimista. “Pensaba que saldría de la nada algún día y las cosas serían geniales”, dijo.

Sin embargo, en 2017 se enteró de que estaba muerta. Hace poco, se enteró de que ella fue la primera en morir a manos de Little en Florida.

Darryl Brosley tiene 58 años ahora, con una vida plena en Massachusetts. Concluyó que entender exactamente lo que le sucedió a su madre, y a todas las otras víctimas como ella, lo lleva a un cierre.

Pero también lo enoja.

“¿Cómo alguien pudo salirse con la suya con 90 asesinatos?”, cuestionó. “Está muy mal”.

Archivado como: Comenzó a matar en Florida y se convirtió en el peor asesino en serie en la historia de EE.UU.