El automóvil que un día robó el dictador Sadam Husein (FOTOS)

  • La aparición del auto en una película llamó la atención del dictador iraquí
  • Tras confiscarlo, el auto permaneció en su colección mientras duró el régimen
  • El auto, del año 1958, está valorado actualmente en dos millones de dólares

Normalmente es halagador que tu coche le guste a alguien más. También lo es recibir una oferta de compra inesperada. Pero esta situación deja de ser cómoda cuando el admirador y potencial comprador es el dictador de un país y su nombre es Sadam Husein.

Precisamente eso fue lo ocurrido con el Bentley S1 Continental Drophead Coupé, un coche de 1958 personalizado totalmente por Park Ward, empresa británica especializada en carrocerías y con amplia experiencia en Rolls-Royce y Bentley.

El coche que robo Husein_686429

El dictador intentó adquirir el coche en diversas ocasiones. Foto: Agencia Reforma

Park Ward sólo personalizó 31 autos con el volante ubicado en el asiento izquierdo. Éste era uno de ellos y había sido solicitado por el Príncipe Abdullah de Irak. Sin embargo, poco tiempo tuvo para disfrutarlo, pues fue asesinado en la revolución que comenzó el 14 de julio de 1958.

Tuvieron que pasar 10 años para que el Bentley llegara a manos de otro dueño, un empresario de apellido Janabi. El vehículo fue entonces pintado e incluso apareció en la película “King Ghazi” de 1992. Según se dice, en ese momento llamó la atención de Husein.

El coche que robo Husein_686430

Los propietarios decidieron no restaurarlo. Lo vendieron, en cambio, a Steve Maman en Canadá, quien, a su vez, lo revendió a Jim George, responsable de regresarlo a su gloria pasada. Foto: Agencia Reforma

El dictador intentó adquirir el coche en diversas ocasiones. Sin embargo, en cada una de ellas fue rechazado por Janabi. Frustrado, Husein decidió requisarlo y mandó pintarlo en tonos plateados y azules. El auto permanecería en su colección por el resto del régimen.

Tras la caída de Husein, el Bentley reapareció. Su registro había permanecido a nombre de Janabi, por lo que los dueños originales pudieron solicitar el vehículo de regreso. Sin embargo, estaba en condiciones deplorables, incluso, tenía la marca de un hachazo en el elegante tablero de madera.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+