Foto: Pilar Hanes / Mundo Hispánico

Zoila Guzmán sufre dos derrames cerebrales que la incapacitan y lucha por salir adelante (VIDEO)

Zoila Guzmán sufrió dos derrames cerebrales a la edad de 36 años, que la incapacitan y tres años después continúa con su lucha para salir adelante.

Originaria de Guanajuato, México, Guzmán llegó a los Estados Unidos siendo una adolescente, buscando una mejor vida. Durante años trabajó como supervisora de personal de una compañía de colocación que le ofrecía un salario de $600 a la semana, con todos los beneficios.

Su horario era de ocho horas, sin embargo, entre sus obligaciones estaba el contestar un teléfono celular de la compañía a la hora que sonara. “Generalmente sonaba los fines de semana, porque era cuando más gente faltaba al trabajo”, indicó la mujer.

ESTÁ RELACIONADO: https://mundohispanico.com/noticias/domesticas-unidas-habla-sobre-caso-de-abuso-que-vivio-una-trabajadora-de-limpieza-por-no-tener-documentos-video

Guzmán narra como a los 35 años comenzó a tener dolores de cabeza muy fuertes, visitó cinco hospitales y no le detectaron ningún problema serio, un día que no soportaba el dolor, acompañada de su madre, ella misma manejó al hospital, al llegar sufrió dos derrames cerebrales.

Según Guzmán, los médicos decidieron que estuviera en coma inducido por varias semanas para evitar otro derrame. Al despertar, el panorama no fue muy alentador. “Me quedé ciega, no podía mover mis extremidades, nada de mi cuerpo, prácticamente era un vegetal”, señaló.

Con la ayuda de Aracely Van Kirk de la Ventanilla de Salud del Consulado de México en Kansas City, Missouri, Guzmán pudo ponerse en contacto con el centro médico Samuel U Rodgers y con Mattie Rhodes Center, una organización que por más de 123 años ha apoyado a la comunidad de Kansas City, Missouri, ellos se han hecho cargo de su caso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: https://mundohispanico.com/noticias/mexico-extradita-a-ee-uu-al-presunto-asesino-de-un-patrullero-fronterizo

Para Megan Wetchensky, coordinadora del servicios bilingües de Mattie Rhode Center, la mujer tiene una actitud muy positiva que la ha ayudado a salir adelante, sin embargo, necesita mucha ayuda. “Requiere terapia física, modificación de su baño, para que ella pueda usarlo independientemente y otras necesidades básicas”, agregó.

Guzmán dijo que ella no ha perdido la esperanza de recuperarse. “Me siento fuerte, por todo lo que he pasado, yo me siento que soy una persona diferente”, aseveró la mujer.

Se ha habilitado una página de GoFundMe, para apoyar a Zoila Guzmán con todos sus gastos y para ayudarla a salir adelante.

ES TENDENCIA:

Top Stories