Foto: RGV Border Patrol

Gobierno revela condiciones en que mantiene a niños indocumentados; denuncian burla por parte de agente (VIDEO)

Las autoridades federales de inmigración dieron a conocer fotos y videos de las condiciones en las que mantiene a los niños que son separados de sus padres, inmigrantes indocumentados que fueron capturados tratando de ingresar al país de forma irregular.

Las imágenes salieron a la luz el lunes, horas antes de que un medio digital denunciara que un presunto agente de inmigración se burlaba de los menores a los que escuchaba llorar en un centro de detención en la frontera.

Se trata de una gran bodega llena de jaulas que son llamadas ‘celdas’ por las autoridades donde los inmigrantes indocumentados son separados por sexo y edades, los niños pequeños están acompañados por sus madres y, en algunos casos, por sus padres, hasta que llega el momento de ser procesados.

El centro de procesamiento de inmigrantes en McAllen, Texas, abrió sus puertas el domingo 17 de junio para recibir a un grupo de periodistas que recorrimos el espacio que alberga a más de 1,000 personas actualmente.

RELACIONADO: Identifican al conductor del tráiler que llevaba 54 indocumentados y revelan que cargos enfrenta (VIDEO)

Durante la visita no se nos permitió tomar fotos, video, ni hablar con los detenidos. El video fue provisto un día después por las propias autoridades.

Se nos explicó que al ser detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza por el lado del Valle de Rio Grande, los inmigrantes son trasladados a este espacio de casi 72,000 pies cuadrados, que ha sido equipado con inodoros, lavamanos, duchas y alrededor de 20 lavadoras y secadoras. Sin embargo, no cuenta con ventanas que permitan ver la luz del día.

Los indocumentados pasan el día dentro de estas jaulas, donde se les ofrece comida, ropa y para los que lo necesiten, atención médica. Las celdas aparentan estar limpias, cuentan con colchonetas y mantas metálicas desechables.

Los inmigrantes estarán en este espacio por un periódo máximo de 72 horas, mientras se lleva a cabo su proceso, según las autoridades.

Previo al recorrido, Manuel Padilla, Jefe de la Patrulla Fronteriza en el Valle de Rio Grande, habló con los medios de comunicación sobre la iniciativa de tolerancia cero, indicando que el propósito es tratar de disminuir los números de las familias que intentan llegar a los Estados Unidos y también los casos de niños no acompañados.

Agregó que al visitar las instalaciones, los periodístas podríamos ver que antes de ser procesados, los niños están con sus padres.

“Si alguien va a ser sometido a ese proceso, entonces los niños o la niña o los niños van a ser separados temporalmente”, continúo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ÚLTIMA HORA: Casa Blanca asegura que Trump apoyará proyectos para legalizar a miles de inmigrantes

De acuerdo con Padilla, los niños no son separados de sus padres al momento de ser detenidos, e indicó que después del proceso son varios factores los que intervienen para que se dé esa separación.

Padilla señaló que si los padres han cometido crímenes, tendrán que enfrentar la ley, y en otros casos, los niños no están viajando con sus verdaderos padres.

Al ser cuestionado sobre una fotografía que se ha vuelto viral, en la que se vé a una menor llorando porque su madre está siendo detenida por la Patrulla Fronteriza, Padilla dijo que ese era precisamente el objetivo de invitar a los medios de comunicación para hablar de una forma honesta y productiva.

“Esa foto fue tomada en el momento de encuentro de esta familia cerca del río, la niña estaba llorando pero no tiene nada que ver con separación, no tiene ninguna conexión con una separación familiar”, indicó Padilla

Al terminar la visita, los periodistas nos encontramos con un grupo de miembros de la comunidad y activistas que organizaron afuera del centro una vigilia para exigir que se termine con la separación de familias que está afectado a los menores.

Fuerte denuncia

Horas después de que el gobierno federal sacará a la luz las imágenes, ProPública reveló audio en el que se escuchan a unos 10 niños centroamericanos llorando y gritando por sus padres, luego de ser separados.

En el archivo, que no pudo ser confirmado de forma independiente por MundoHispánico, se escucha al que presuntamente es un agente de la Patrulla Fronteriza burlarse del llanto de los menores.

“Bueno, aquí tenemos una orquesta”, se escucha al presunto oficial diciendo luego de que los niños lloran. “Lo único que falta es un maestro”.

ProPublica indicó que obtuvo el audio de una fuente que prefirió guardar el anonimato y que lo grabó la semana pasada en un centro procesamiento fronterizo.

ES TENDENCIA:

Top Stories