Cortesía familia Juárez

Esposa de veterano se aferra a milagro pese a que ICE confirmó fecha de su deportación

La esposa de un veterano de guerra de Estados Unidos será deportada a México la próxima semana, y aunque el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ya dio su última palabra, la hispana no pierde la esperanza de poder quedarse junto a su familia.

“Yo he hecho hasta lo imposible pero ya ICE dijo que no hay nada que hacer, vamos a ver que ocurre porque yo tengo mucha fe”, dijo a MundoHispánico Alejandra Juárez, una mexicana que llegó a territorio estadounidense hace más de 20 años y que en 2001 se casó con un veterano de la guerra de Iraq a principios de la década pasada.

“Solamente me queda esperar un milagro de Dios”, agregó la mujer.

RELACIONADO: Esposa de veterano de guerra al borde de la deportación (VIDEO)

Juárez se presentó ante las oficinas de ICE en Tampa a principios de esta semana y pese a que tenía fe de que en esa cita le darían buenas noticias y no la separarían de la familia que formó en Estados Unidos, la mujer fue notificada que, efectivamente, su deportación será el viernes 3 de agosto.

La hispana ha recibido ayuda por parte del representante demócrata Darren Soto, quien abogó por ella ante ICE, y que condena la decisión de la agencia migratoria de no frenar la deportación de “esta mujer que durante más de 20 años ha llamado ‘hogar’ a este país, país en donde sus dos hijas nacieron, y el único que han conocido”.

“Mi oficina ha trabajado incansablemente en nombre de Alejandra, incluso instando al Departamento de Seguridad Nacional a que le conceda libertad condicional e imponga una suspensión a su deportación. También presenté un proyecto de ley, la de Cónyuges Patriotas, para otorgarle a Alejandra residencia legal permanente, y de la que obtuve apoyo bipartidista en el Congreso”, dijo Soto en un comunicado enviado a este medio.

“Continuaré apoyando a la familia de Juárez durante esta difícil situación y continuaré la lucha contra las despiadadas políticas de inmigración de la administración Trump, que están destrozando familias”, agregó.

Esposo pide ayuda a aliado de Trump para que su familia no sea separada

Cuauhtémoc Juárez, esposo de Alejandra, le envió una carta al congresista republicano Ron DeSantis para que conozca su caso, y como también veterano de guerra, interceda por él ante el presidente Donald Trump, con quien se reunirá el próximo martes en Tampa, Florida, donde el mandatario llevará a cabo un mitin para apoyar la candidatura de DeSantis a la gobernación de Florida.

“Donald Trump viene a oficializar su apoyo a DeSantis y estamos viendo si él puede conectarnos con Trump a ver si nos ayudan con un perdón presidencial”, aseveró la mujer en entrevista telefónica con MundoHispánico.

“Él (Trump) dice que ama a los veteranos. Si tanto los ama, entonces que nos ayude y que no lo haga por mí, sino por mi esposo, que es veterano, y por mis hijas”, explicó.

MundoHispánico obtuvo acceso a la carta enviada a DeSantis, y contactó a su oficina para obtener respuesta y conocer su posición frente a la deportación de Juárez, y la separación de familias, pero al cierre de esta edición aún no obtuvo respuesta.

La hispana firmó ‘Orden de Deportación Voluntaria’ al cruzar la frontera

Juárez llegó a Estados Unidos en 1998 cuando era una adolescente, y cruzó la frontera con ayuda de un coyote que pagó un familiar, pero al tocar suelo estadounidense fue sorprendida por autoridades de Inmigración, quienes la detuvieron y sin saberlo, antes de ser liberada en la frontera, la mujer dice que firmó una orden de deportación voluntaria y acelerada que le impediría volver a ingresar a Estados Unidos.

El papel que firmó “supuestamente era para que me dejaran ir, pero después de muchos años supe que no fue así”, alega Juárez. “Lo que firmé fue un ‘expedited removal’ que es como una sentencia de por vida porque no voy a poder regresar” legalmente a Estados Unidos.

Sin embargo, no fue sino hasta el año 2013 cuando se enteró que había firmado la orden que prohibía su reingreso al Estados Unidos, luego de ser detenida por las autoridades del condado de Polk porque iba manejando por debajo del límite de velocidad en una calle de Davenport, y porque su vehículo se veía ‘sospechoso’.

Con la ayuda de un abogado, apeló la infracción pues cree que se la dieron por su apariencia latina.

“El oficial dio varias versiones de por qué me paró: dijo que iba manejando muy despacio, luego que mi vehículo era sospechoso, nosotros ganamos ese caso porque se comprobó que fue injusto pero después de eso ICE tocó a mi puerta y me dijeron que yo tenía una orden de deportación y allí comenzó todo este proceso”, dijo Juárez.

TE PUEDE INTERESAR: ¡De envidia! JLo celebra sus 49 años en diminuto bikini (FOTO)

En caso de no encontrar solución y ser deportada, Juárez regresará a México con su hija menor, de 9 años, y su esposo se quedará con su primogénita de 16 años en Davenport, ciudad donde actualmente reside la familia.

ES TENDENCIA:

Top Stories