Sylvia Obén/MundoHispánico

Southwest Key continuará operando los albergues para niños indocumentados (VIDEO)

Juan Sánchez, fundador y presidente de una entidad que opera varios albergues para niños inmigrantes, dijo que consideró terminar sus contratos con el gobierno federal luego de las críticas que recibió la política de tolerancia cero de la Administración de Trump, que provocó la separación de miles de niños inmigrantes de sus padres.

Pero las críticas y el hecho de que Sánchez crea que la separación de familias es una “política traumática” no impidieron que Southwest Key Programs dejara de operar los albergues. Por el contrario, Sánchez dice que van a continuar haciéndolo en consideración a los niños.

Casa Campbell en Arizona Foto: Southwest Key

“Dijimos ¿qué pasaría si (…) no tomáramos a estos niños?”, dijo Sanchez a MundoHispánico. “Podrían haber seguido por más tiempo en los centros de detención de la Patrulla Fronteriza”.

Según Sánchez, Southwest Key Programs, organización sin ánimo de lucro, opera 26 albergues. Ha recibido de parte del gobierno federal  aproximadamente 211 millones de dólares en 2016 y 286 millones en 2017, según la agencia de noticias Bloomberg, citada por el Austin Business Journal.

RELACIONADO: EXCLUSIVA: Abogadas denuncian que niños en frontera no reciben atención médica apropiada (VIDEO + FOTOS)

¿Cuánto gana el presidente de Southwest Key Programs?

Sánchez le dijo MundoHispánico que ganaba más de un millón de dólares al año. Según CNN, recientes declaraciones de impuestos muestran que Sánchez recibió casi $ 1.5 millones en compensación total en 2016.

Su salario casi se duplicó con respecto al año anterior, cuando le pagaron $ 786,822, según CNN.

Casa Campbell en Arizona Foto: Southwest Key

La detención de niños migrantes se ha convertido en un gran negocio en el país y hoy en día asciende a 1.000 millones de dólares anuales, diez veces más de lo que era una década atrás, de acuerdo con un análisis realizado por la agencia de noticias The Associated Press.

El dinero destinado por el Departamento de Salud y Asistencia Social para alojamiento, acogida temporal y otros servicios de bienestar infantil para niños separados de sus familias o que llegaron a la frontera sin un acompañante ha aumentado de 74,5 millones de dólares en 2007 a 958 millones en 2017.

Sánchez dice que Southwest Key Programs dijo que compitió en franca lid y ganaron algunos de los contratos.

El patio en Casa Campbell en Arizona. Foto: Southwest Key

“Competimos y en esa competición nosotros ganamos los contratos, luego se nos pagó para servir a estos niños”, dijo Sánchez. “Pero tenemos más de 20 años en hacer esto, cuando empezamos, empezamos con un solo centro, luego tuvimos dos centros y luego tuvimos cuatro, hasta que llegamos a 26”.

RELACIONADO: Gobierno de EE.UU. dice que niños inmigrantes más pequeños ya están con sus padres

Southwest Key programs dice que no sabía de la separación de familias

Sánchez también dijo a MundoHispánico que él no sabía que algunos de los niños que están en los albergues de Southwest Key habían sido separados previamente en la frontera.

“No sabíamos que los niños que nos estaban enviando habían sido separados de su familia”, dijo Sánchez. “Se tomó una semana para empezar a saber que estos eran los niños que estaban separando, porque no lo separaban al frente de nosotros sino que los separaban en los centros de ICE y de Border Patrol y los ‘processing centers’. A nosotros nada más nos traían los niños, pero no nos decían que estos niños estaban separados”.

Salón para menores en Casa Campbell en Arizona. Foto: Southwest Key

“Esto es algo terrible, traumático para los niños y eso se lo hicimos saber a las personas con las que tenemos relaciones, que era una política muy traumática”, agregó Sánchez.

El Departamento de Justicia señaló en documentos presentados ante la corte que se han realizado 1,187 rencuentros de niños con sus padres . El gobierno estima que más de 400 padres indocumentados han sido deportados del país sin sus hijos.

Actualmente, más de 11.800 niños de edades que oscilan desde los pocos meses de nacidos hasta los 17 años, están siendo alojados en unas 90 instalaciones en 15 estados: Arizona, California, Connecticut, Florida, Illinois, Kansas, Maryland, Michigan, Nueva Jersey, Nueva York, Oregon, Pensilvania, Texas, Virginia y Washington.

Los niños quedan bajo custodia mientras se adelantan los procesos migratorios de sus padres o, en caso de los menores que vinieron sin acompañante, mientras se evalúa si se les otorga el asilo.

En mayo, el Departamento de Salud emitió las bases de una licitación para cinco proyectos que podría sumar en total más de 500 millones de dólares para proveer camas, acogida temporal, cuidados terapéuticos y servicios de guardias.

El Departamento de Salud, además, está examinando nuevas propuestas ahora que el gobierno estadounidense está tratando de mantener a los niños migrantes bajo custodia. Se espera la oferta de más contratos para octubre.

TE PUEDE INTERESAR: Ellos se ‘harán ricos’ con la separación de familias en la frontera de EE.UU.

¿Quién es Juan Sánchez?

Sánchez, de 70 años, nació en Brownsville, Texas. Dice que obtuvo un doctorado en educación en la Universidad de Harvard, regresó a Texas, donde fue director de un centro de tratamiento residencial.

“Mis padres también son americanos, históricamente mis padres nunca cruzaron el puente para llegar aquí, sino que el puente los cruzó a ellos”, explicó Sánchez sobre su origen.

Sánchez hablando con Sylvia Obén, reportera de MundoHispánico. Foto: Southwest Key

Southwest Key Programs se fundó hace 30 años y Sánchez dice que su propósito al hacerlo era ayudar a que los jóvenes no terminen recluidos en las prisiones del país.

“Cuando yo estaba creciendo en Brownsville, Texas, había un grupo de jóvenes que íbamos a la escuela, que era a cinco cuadras de donde vivíamos, nos íbamos por los callejones”, relató Sánchez. “Nos preguntábamos que queríamos ser cuando creciéramos y todos teníamos unos planes grandísimos de ser astronautas, científicos, maestros, etc. pero a como íbamos creciendo algunos fueron al sistema de delincuentes juveniles y esos sueños se habían destruido”.

ES TENDENCIA: 

Con información de AP.

Top Stories