Sylvia Obén/MH

En exclusiva: Muerte lenta de un hispano que dice ser inocente de asesinato en Houston (VIDEO)

La agonía de estar encarcelado durante 3 años esperando la inyección letal en una cárcel de Texas, es la realidad que vive un reo hispano que se declara inocente.

Obel Cruz-García,  de 48 años y de origen dominicano, fue acusado de asesinar a un menor de 6 años en el 1992 y en el 2013 fue sentenciado a muerte.

Cruz-García es acusado de estar involucrado en el secuestro de Angelo García durante un robo al apartamento de la madre ubicado al sur de Houston.

LEER MÁS: La condena a muerte de su esposo motivó a esta hispana a estudiar derecho (VIDEO) 

Según documentos de la corte, a más de un mes de la fecha en que se cometió el crimen, el cuerpo del niño fue encontrado  en un arroyo en Baytown llamado Goose Greek.

El reo cumplía, en ese momento, una condena por un secuestro en Puerto Rico en 2007, cuando los resultados de pruebas de ADN lo vincularon con el crimen del menor.

Pero de acuerdo con Benjamin B. Wolff, director de la Oficina del Capital y Escritos Forenses en Texas, el ADN que utilizaron no demuestra que es de Cruz-García.

“En el caso de Cruz-García no hemos tenido éxito en los tribunales estatales de Texas, nos moveremos para buscar un abogado federal que pueda presentar una solicitud de habeas corpus en la corte federal”, indicó B. Wolf a MundoHispánico por medio de un correo electrónico.

Según a la Coalición de Texas para Abolir la Pena de Muerte, 247 personas están en la lista de la pena de muerte en el estado, 241 de estos son hombres y 6 son mujeres. Entre ellos, 108 afroamericanos, 68 hispanos, 68 anglosajones y 4 asiáticos.

Vea la solicitud completa de Benjamin B. Wolff en este enlace: 13-initial-application4.

Top Stories