Acusan a hispano de manejar borracho y causar la muerte de un niño

Omar Argenis Reyes-Ventura está acusado de haber chocado su camioneta y causar la muerte de un niño cuando presuntamente manejaba borracho.

La División de Crímenes Vehiculares del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) necesita la ayuda de la comunidad hispana para encontrar a Reyes-Ventura, quien está acusado de homicidio por intoxicación y dos cargos de asalto agravado causando lesiones en un hecho que ocurrió el viernes 8 de junio de 2018 en el noroeste de la ciudad. Previo a ese accidente, el ahora prófugo ya había sido detenido una vez en 2014 por manejar en estado de ebriedad en un caso en el que se le declaró culpable.

De acuerdo a los documentos legales del caso, consultados por MundoHispánico, el viernes 8 de junio Reyes-Ventura manejaba su camioneta negra Ford F-150 con placas KLN4846 a alta velocidad en el carril hacia el norte frente al 7800 Hammerly Boulevard cuando, súbitamente, quiso dar vuelta a la izquierda en la calle Wirt Road sin detenerse ni poner sus señales.

TE PUEDE INTERESAR: Marjorie de Sousa posa presumiendo su ‘delantera’ al estilo JLo y Celia Lora

Al intentar cruzar, Reyes-Ventura chocó de frente contra un carro Honda color gris que viajaba hacia el sur. En el auto iba el niño Álex Mendiola, de 11 años, con su madre de 28 años, su hermano de 6 años y una amiga de su madre de la que no se revela la edad. Los dos niños no estaban sujetos con el cinturón de seguridad. Las cuatro personas fueron llevadas de emergencia al Memorial Hermann Hospital, donde el mayor de los dos niños murió horas después. La madre, el niño y la amiga sufrieron heridas que no pusieron en riesgo su vida. Por discreción, los nombres de los sobrevivientes no se revelarán.

El reporte de los detectives de la División de Crímenes Vehiculares detalla que Reyes-Ventura fue detenido en el lugar. Sin embargo, por alguna razón que no se detalla en la investigación, el primer patrullero del HPD que llegó al lugar y llevó al detenido a la estación de policía para hacerle la prueba de alcoholemia lo dejó ir sin presentarle cargos.

ES TENDENCIA:

Reyes-Ventura negó que ese día hubiera bebido. Fue lo último que dijo antes de desaparecer. En la investigación del caso el hombre no proporcionó ninguna información adicional ni su dirección. Días después cuando los resultados de los exámenes de alcoholemia en la sangre regresaron al HPD desde el laboratorio, revelaron que el hombre iba en grave estado de ebriedad, más del doble permitido.

Luego de más de seis meses de investigaciones, la División de Crímenes Vehiculares del HPD presentó ante la jueza Ramona Franklin, de la Corte Criminal 338 de Distrito en el condado de Harris, las acusaciones en contra de Reyes-Ventura. La juez aceptó los cargos, todos considerados graves, y emitió la orden de arresto.

ES TENDENCIA:

Reyes-Ventura salió librado de su primer arresto hace cuatro años porque aceptó su culpabilidad en su primer caso de manejar intoxicado y enfrentó un proceso de probatoria el cual cumplió luego de dos años. En aquella ocasión declaró que no era ciudadano estadounidense aunque no explicó cuál era su país de origen. El hombre mide 5 pies 5 pulgadas, con 130 libras de peso, de cabello y ojos negros. Las autoridades creen que todavía está en el área de Houston. Su última dirección conocida era en el noroeste del área metropolitana.

ES TENDENCIA:

El HPD, de manera conjunta con la organización sin fines de lucro Crime Stoppers de Houston, pide la ayuda de la comunidad hispana para dar con el paradero de Reyes-Ventura y si alguien tiene información fidedigna de en dónde se encuentra pide que lo reporten al 713.247.59.00 o al 713.222.8477. Todas las pistas se mantendrán anónimas.

ES TENDENCIA:

Top Stories