Sylvia Obén/Mundo Hispánico

EXCLUSIVA: “No es justo que por no ser legal no pueda recibir un corazón”, dijo el inmigrante (VIDEO)

Rafael Cortéz, de 39 años, no puede registrarse en la lista de espera para recibir un corazón por su estatus migratorio y pide ayuda.

“El doctor me dijo de que el hospital ya había llegado al tope y que no tenían nada que ofrecerme”, dijo en exclusiva a MundoHispánico Cortéz. “Me dijo que para ser elegible para un órgano había que ser ciudadano americano”.

El hondureño que llegó a los Estados Unidos en el 2008, se encuentra desde el 26 de marzo internado en el hospital Ben Taub en Houston, Texas.

RELACIONADO: Joven hispana sueña con poder respirar bien por segunda vez en su vida (VIDEO)

“Me lo diagnosticaron en Honduras en el 2003, a mi me dio una embolia pulmonar porque yo trabajaba en medicina forense haciendo autopsias”, explicó el inmigrante. “Y me dijo el doctor que probablemente había una autopsia en un cadáver contagiado, en ese entonces andaba la fiebre aviaría y la porcina, la enfermedad de moda en ese entonces”.

A diferencia del estado sureño, la Asamblea Legislativa de Illinois aprobó el 1 de octubre del 2014 una ley que proporciona fondos para realizar trasplantes a indocumentados, la primera de su tipo en Estados Unidos.

“En lugares más liberales como Illinois donde hay legislaciones más procree. sistas, sí se puede ver que existan este tipo de leyes”, apuntó César Espinosa, director ejecutivo de la organización pro inmigrante Familias Inmigrantes y Estudiantes en la Lucha (FIEL). “Desafortunadamente en estados más conservadores como Texas es un sueño que a lo mejor nunca pase”.

Además, segun Espinosa, este caso es un claro reflejo de la desigualdad que enfrentan los inmigrantes en este país.

“Las personas indocumentadas pueden trabajar, pueden vivir, pueden convivir, pueden aportar a los Estados Unidos pero al final del día se les niegan servicios muy importantes como es el servicio de la salud y servicios como el poder entrar en una lista de espera de trasplantes. La parte irónica de esto es que pueden (inmigrantes) donar órganos, pueden donar sangre, ellos pueden salvar las vidas de americanos pero el sistema no es retroactivo y no se pueden salvar sus vidas en muchos de los casos,” enfatizó Espinosa.

TE PUEDE INTERESAR: EXCLUSIVA: deportan a hombre que fue arrestado luego que ICE le preguntó si conocía a la persona en una foto (VIDEO

El caso de Cortéz es solo uno de muchos, hace dos años Eduardo León, que vive en Houston, habló con MundoHispánico para contarnos que se encuentra en la misma situación. 

Además “le iban a hacer un trasplante del corazón el viernes 13 de abril pero no lo hicieron porque no estaba en buenas condiciones el otro corazón”, dijo Claudia Castrejón, hermana de León, sobre el corazón de un prospecto para ser donador que ellos encontraron por su cuenta. “Ahora mismo esta viviendo con una bomba que le pusieron en el 2016, eso le ayuda a su corazón”.

ES TENDENCIA: 

Top Stories