Lourdes Vázquez/MH

La realidad de los mitos de la salud mental en comunidad hispana (VIDEO)

A raíz de los recientes tiroteos en Estados Unidos, la salud mental ha estado en primer plano debido a reportes que en algunos de los casos los tiradores tenían un historial de enfermedad de salud mental.

Sin embargo, en la comunidad latina  el tratar el tema o acudir para pedir ayuda por una enfermedad de salud mental es a menudo un tema tabú. El Dr. Rogelio García, residente de psiquiatría en UT Southwestern Medical Center quiere cambiar eso. García habló con Mundo Hispánico sobre los mitos que con frecuencia impiden que la comunidad hispana busque ayuda.

RELACIONADO: EXCLUSIVA: Habla la madre del niño que se suicidó en Dallas tras acoso escolar (VIDEO)

“Muchas personas piensan que los psiquiatras son nada más para la gente que está loca, ese es un término que no nos gusta utilizar”, dijo García. “Por lo general cuando una persona piensa en eso están pensando en una persona que sufre de psicosis”.

El doctor explicó que una persona que sufre de psicosis puede tener alucinaciones o delirio. Sin embargo, las enfermedades de salud mental más comunes en la población hispana son la depresión, la ansiedad, y el abuso de sustancias, de acuerdo con la Alianza Nacional de Enfermedades de Salud Mental (NAMI, por sus siglas en inglés).

“La depresión es cuando alguien se siente triste o deprimido la mayoría de los días, cuando uno deja de disfrutar la vida”, dijo García. “Antes lo que le causaba gozo, alegría le deja de causar alegría en la vida”.

Según la organización Salud Mental America, 40 millones de la población de Estados Unidos sufre de una enfermedad de salud mental. El 15 por ciento de la población hispana fueron diagnosticados con alguna enfermedad de salud mental el año pasado.

Pero muchos no acuden a pedir ayuda por temor a los medicamentos, miedo de ser internados en un hospital o que sean separados de sus hijos, dijo García.

“Las personas entran a un hospital psiquiátrico cuando están en riesgo sus vidas a base de los problemas psiquiátricos”, dijo García. “En cuanto a CPS ellos solo se involucran cuando la vida de un niño esta en riesgo o cuando existe abuso o negligencia”.

El doctor agregó que en muchos casos el adquirir ayuda beneficia también a los padres.

“Me ha tocado ver muchas mamás o papás que a veces por sus problemas de salud mental no cuidan muy bien sus niños porque se sienten deprimidos o con mucha ansiedad y es una vez que reciben ayuda que pueden cuidar mejor a sus niños”, dijo García.

Aunque en los Estados Unidos ha aumentado el acceso a recursos de salud mental el 56 por ciento de adultos no obtienen tratamiento.

Recursos:

Red Nacional de Prevención del Suicidio
1-888-628-9454

Centro De Mi Salud en Dallas
214-941-0798

Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA, por sus siglas en inglés)
1-800-662-HELP (4357)

TENDENCIA:

Top Stories