Lourdes Vázquez/MH

En menos de 24 horas varios policías son blanco de disparos en incidentes separados

El Departamento de Policía de Richardson, al norte de Dallas, confirmó el primer asesinato de un oficial mientras cumplía con su deber.

David Sherrard de 37 años fue asesinado cuando respondía a una llamada de una aleración del orden público en el complejo de Breckenridge Point. Al llegar, los oficiales encontraron a Rene Gámez de 30 años de edad gravemente lesionado. Gámez murió en la escena.

De acuerdo al Departamento de Policía de Richardson, los oficiales ubicaron al sospechoso dentro de uno de los apartamentos. Al intentar entrar, Sherrard fue baleado en el cuello. El sospechoso identificado como Brandon McCall de 26 años de edad se mantuvo atrincherado por cinco horas antes de entregarse a las autoridades.

Sherrard fue transportado al centro médico Plano donde falleció. El oficial había estado con el Departamento de Policía por 13 años y era miembro del equipo de táctica (SWAT).

Horas después, también en Dallas, dos oficiales fueron atacados mientras patrullaban. La patrulla fue baleada y uno de los disparos rompió el vidrio, dijo Jaime Castro, vicepresidente del sindicato del Departamento de Policía de Dallas.

Uno de los oficiales fue transportado al hospital por lesiones causadas por el vidrio. El sospechoso no ha sido arrestado.

“Muy fácilmente pudiéramos haber perdido a otro oficial en la misma noche”, dijo Castro.

Él agrega que ambos policías y la comunidad tienen que unirse para que ataques en los que policías son el blanco no sigan sucediendo. Durante el fin de semana doce patrullas fueron destrozadas en una de las estaciones policiales de Dallas.

“Solamente trabajando con la comunidad vamos a poder ganar la confianza de la comunidad”, dijo Castro. “Tenemos que tener la confianza de la comunidad porque esto de que hay una guerra contra el público no es verdad”.

Top Stories