Prisioneros de Inmigración en huelga de hambre (VIDEO)

Un centenar de indocumentados están en huelga de hambre en protesta contra los abusos del Gobierno estadounidense, según denunció una organización defensora de los inmigrantes.

De acuerdo con Asian Americans Advancing Justice Atlanta, los internos que participan en el ayuno no han recibido el trato justo en el manejo de sus procesos migratorios.

Los activistas alegan que la mayoría de ellos califican para obtener asilo o refugio en Estados Unidos, pero que desde un principio fueron ignorados o tratados como mentirosos.

También alegan que otros han recibido el trato de delincuentes, a pesar de que tenían empleadores, parejas o hijos dispuestos a patrocinarlos para que obtuvieran estatus legal.

TE VA INTERESAR: Encuentran cuerpo en el congelador del estadio de los Bravos

Por ello, los activistas llegaron hasta las oficinas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), para llevar a cabo una manifestación pacífica por lo que consideran son “abusos de autoridad”.

“ICE continua negándole igualdad de oportunidades a estos grupos de inmigrantes que llegaron aquí huyendo de la persecución”, denunció Advancing Justice Atlanta en su página de Facebook al mismo tiempo que invitaba a los medios de comunicación a su conferencia de prensa del martes.

“No han obtenido la representación legal que necesitan y por consiguiente no han podido estar junto a sus familias durante meses”, agregó la organización sin fines de lucro.

Según los denunciantes, los afectados que se han unido en esta huelga de hambre están recluidos en los centros de detenciones de Stewart, Irwin y Folkston, todos al sur de Atlanta.

Manifestaron que la mayor parte de los internos son de países como India, Afganistán y Pakistán, entre otros.

MundoHispánico consultó a ICE con respecto a las denuncias de los asiáticos y la agencia federal sostuvo que son “alegaciones exageradas”.

“Hasta hoy son menos de 12 personas las que están en esa huelga de hambre en nuestras cárceles que cubren tres estados”, afirmó Bryan Cox, portavoz de Inmigración en Georgia.

“A quienes se someten a estas acciones se les advierte de los efectos negativos para su salud y son puestos en observación médica por su seguridad y eso no es un castigo, pues ICE respeta los derechos de cada persona y nunca se han tomado represalias por negarse a comer”, añadió Cox.

Antecedentes graves

No es la primera vez que surgen acusaciones contra las cárceles de ICE en Atlanta.

De hecho, la última década, Inmigración ha estado en el ojo del huracán en múltiples ocasiones por denuncias similares e incluso más graves.

Por ejemplo, hace un par de meses se supo que en Stewart, el segundo mayor reclusorio para indocumentados del país, no contaba con un médico de planta ni con suficientes enfermeros que atendieran la demanda de los casi 2,000 internos.

RELACIONADO: Piden reabrir investigación sobre abusos sexuales en centro de inmigrantes

Una inspección sorpresa realizada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reveló también que en Stewart hay contrabando de drogas, posibles relaciones sentimentales entre reclusos y una mezcla de delincuentes extranjeros con inmigrantes no peligrosos.

Esa situación fue descrita por los internos y hasta por los mismos custodios como una “bomba de tiempo”.

En ese informe, elaborado a finales de abril pasado, se expone que varios guardias han sido arrestados y despedidos por esas irregularidades.

La investigación inició tras la muerte de un inmigrante panameño y otro cubano el año pasado en Stewart.

ES TENDENCIA:

Top Stories