PERSONAJES DESTACADOS: Hermanos Tafolla: “El cielo es el límite” (VIDEO)

Hace 18 años, los hermanos Raymond, Carlos y Lorenzo Tafolla emprendieron una peligrosa travesía por el desierto para cumplir un sueño: trabajar en Estados Unidos en construcción.

Y es que la pobreza los impulsó a salir de Guanajuato, México, y aventurarse a cruzar la frontera, según relató Raymond, quien trabajaba como albañil ganando 30 dólares semanales.

Tres días y tres noches les costó su travesía para llegar a Arizona. Y luego, otros tres tardaron para instalarse en Georgia con la familia.

RELACIONADO: PERSONAJES DESTACADOS: Meadowcreek High School, campeón estatal (VIDEO)

El primer gran reto para los Tafolla fue el inglés, que aprendieron en las calles, escuchando a sus compañeros.

Raymond trabajaba todo el día, haciendo paredes de concreto y fundaciones, pero también observaba con atención a los arquitectos e ingenieros dirigir las obras y trataba de aprender de ellos.

En los proyectos donde laboraba, los hermanos tomaban los planos prestados para estudiarlos en las noches y los fines de semana. “Esto fue lo más difícil”, recuerdan.

PERSONAJES DESTACADOS: Marianela ‘Malita’ Belloso, promotora del flamenco (VIDEO)

Finalmente, en el 2004, los mexicanos abrieron su propia empresa: Tafolla´s Construction Inc.

Para darse a conocer, trabajaron dos años como subcontratistas, gracias a lo cual lograron establecerse en el campo de la construcción.

“Nadie nos conocía, nadie sabía de Tafolla’s Construction, pero empezamos a buscar trabajos con una empresa y con otra y con otra, y aquí estamos, hasta el día de hoy, trabajando y trabajando junto a mis hermanos”, relató Raymond.

Hoy en día, la historia de los hermanos es otra: interpretan planos mejor que un arquitecto, construyen como los grandes ingenieros y generan un centenar de empleos para inmigrantes de Georgia, que llegaron con los mismos sueños que ellos.

En los últimos tres años, el negocio familiar floreció al suscribir contratos millonarios y generar cerca de 100 empleos para otros hispanos, según cuenta Raymond.

El empresario afirma que su prioridad siempre ha sido y será tener suficientes proyectos para mantener a toda su gente ocupada, que se sientan bien ‘pagos’, contentos y hagan su trabajo con amor.

Al preguntarle cuál es su clave del éxito respondió: “Nunca bajar la mirada ni creerse menos que los demás”. “Yo siempre creí en mí, y por eso aquí estoy día con día soñando con más… el cielo es mi límite”.

¿Por qué los elegimos?

La pobreza y la discriminación fueron las más grandes barreras en sus vida. Sin embargo, abrieron su propia compañía y ahora tienen contratos millonarios, con los que mantienen a un centenar de familias hispanas de Georgia, constituyéndose en un ejemplo de superación para la comunidad.

Top Stories