Madre de inmigrante detenido: “Si lo deportan, me lo matan” (VIDEO)

La madre de uno de los inmigrantes que fueron detenidos en la redada en el Club Trois de Arkansas dijo el miércoles que si deportan a su hijo a Honduras será un “hombre muerto”.

De acuerdo con la mujer, que habló en exclusiva con MundoHispánico y que por temor a represalias pidió el anonimato, en caso de que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) decida deportar a su hijo, eso sería como una sentencia de muerte para él.

Según la hondureña, Juan Ramón Cárdenas, de 25 años, fue amenazado de muerte por los pandilleros en su natal Honduras y que esa fue la principal razón por la que ella decidió traerlo a Estados Unidos.

La madre alega que hizo un esfuerzo extraordinario para que lograra cruzar la frontera sin papeles y que la travesía de su hijo le costó miles de dólares.

Dijo que sintió “la mano de Dios” cuando Cárdenas, entonces de 18 años, ingresó al país sin ningún contratiempo.

RELACIONADO: ‘La Migra’ sorprende a inmigrantes adentro de una discoteca (VIDEO)

Honduras fue el país con la más alta tasa de homicidios del mundo en 2012 por la violencia desatada por las pandillas MS-13 y Barrio 18 que dominan barrios periféricos de Tegucigalpa y San Pedro Sula, entre otras ciudades, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Buena parte de las drogas que provienen de Sudamérica pasan por Honduras y las pandillas hacen parte del negocio ilícito y han tratado de abrir mercados de consumidores de droga en las ciudades del país.

Aunque la tasa de homicidios ha caído en los últimos años por reformas realizadas a la policía, las pandillas continúan dominando barriadas pobres de las ciudades del país. La madre dice que una de esas agrupaciones criminales intentó reclutar a Cárdenas.

La madre consternada no se explica cómo es que Cárdenas fue arrestado cuando menos se lo esperaba.

La noche del pasado 20 de julio, Cárdenas decidió acompañar a un amigo a un baile en el Club Trois, sin imaginarse que esa noche se vería involucrado en una investigación de la agencia estatal de Control de Bebidas Alcohólicas (ABC) en conjunto con la policía de la ciudad de Little Rock.

La ABC sostiene que sus agentes llegaron para verificar una serie de denuncias de que en el establecimiento le vendían bebidas alcohólicas a menores de edad. Sin embargo, no iban solos.

Por alguna razón que aún no ha sido esclarecida, pidieron a sus colegas de ICE que los acompañaran, algo que aparentemente no tiene precedente en este estado.

Cárdenas fue uno de los 30 inmigrantes que había en el lugar. Todos fueron interrogados y los que carecían de documentos, 12 en total, se los llevó Inmigración.

TE PUEDE INTERESAR: Anuncian dónde se vendió el boleto ganador del Mega Millions

Los indocumentados se encuentran detenidos actualmente en el Centro de Detención de LaSalle, en Louisiana, a la espera de su deportación.

Según funcionarios del consulado de México, algunos de ellos han pedido audiencias ante un juez de inmigración, pues tienen fe de que les permitan volver a sus hogares y, en algunos casos, se las han concedido.

En el caso de Cárdenas, su madre teme que ese privilegio le sea negado, pues aunque su hijo carece de antecedentes penales, Cárdenas no tiene niños nacidos acá ni esposa que sea ciudadana o residente de Estados Unidos, lo que complica su situación.

Un equipo de MundoHispánico se encuentra en Little Rock y en nuestra próxima entrega le tendremos reacciones de las autoridades locales y federales, así como entrevista en video de una de las personas que “milagrosamente” fue liberada por ICE en esa redada en Trois.

ES TENDENCIA:

Top Stories