Imágenes: Samantha Díaz/MH

Inmigrantes viven infierno en apartamentos de Georgia (VIDEO)

La pesadilla de José Manuel Ángel Arismendi comenzó hace ocho meses cuando notó varias filtraciones de agua tras los enseres de su cocina.

Intentó limpiarla, pero al siguiente día, la inundación regresó. Y así sucesivamente por los próximos días hasta hoy. Pero lo peor no fue eso, si no la cadena de sucesos que se desarrolló luego de ese problema. Resultaron ser aguas negras, o al menos provenientes de algún acueducto interno, lo que provocó una pestilencia permanente que no solo afecta su departamento, sino todo el edificio donde vive.

Luego comenzaron a crecer larvas, y hoy tiene un criadero de gusanos y moscas en su cocina, en donde no puede usar ningún enser y muchos menos cocinar o almacenar su compra. De hecho, la compra se le ha dañado en varias ocasiones.

“Se empezó a filtrar el agua a través de la pared hace más de ocho meses. Ya después notamos que empezó a oler. Quitamos el refrigerador y nos dimos cuenta de que había tres tipos de larvas, ya luego empezaron moscos… y empezó a afectar la comida. La humedad comenzó a dañar nuestros muebles”, narró Arismendi.

Y es que en su apartamento, ubicado en los Royale Apartments de Brookhaven (Georgia), apenas se puede estar. La pestilencia es potente, quema en la garganta y afecta la respiración. Para Arismendi, que trabaja en la industria de la cocina y, según cuenta, paga a tiempo su renta, lo que más le preocupa es su familia, pues tiene dos pequeñas y su esposa embarazada, sufriendo las circunstancias.

TE PUEDE INTERESAR: Nuevo video del atentado a las Torres Gemelas a 17 años de la tragedia 

El mexicano no se ha quedado de brazos cruzados. En varias ocasiones, casi semanalmente, acudió a la oficina de administración para reportar la situación, pero, de acuerdo con sus palabras, ha sido muy poco lo que han hecho.

“Ha habido mucha negligencia de parte de las personas responsables. No nos han dado solución al momento. El día jueves vinieron a chequear. Al parecer hay una fuga. Vinieron a abrir el día jueves detrás de los enseres, dejaron descubierto y se ventiló mucho olor. Gusanos, moscas, están habitando en todo el departamento. Hemos avisado desde tiempo atrás y no nos han hecho caso. Las niñas y mi novia embarazada se han enfermado con gripe, ardor y dolor de cabeza por la pestilencia. Es la hora que no vemos solución”, contó indignado Arismendi.

El padre ha llamado incluso a la policía de la ciudad para que le ayuden a resolver la situación y le dieron “un mes (al complejo) para resolver, pero hasta ahorita no han hecho nada”, dijo.

“La mánager me dijo que no porque le trajera al policía me iba a ayudar: ‘si te crees que con el policía me vas a asustar, estás equivocado'”, contó.

LEE ADEMÁS: 9/11 tras 17 años de la tragedia: 5 datos que debes saber

Se trata de una circunstancia incomprensible para el hombre. “No es justo que no se nos haga caso porque no tenemos papeles. Pero estamos en el país y las leyes se aplican entonces para todo”, agregó.

Además de las fugas, en el apartamento tampoco funciona el aire acondicionado y en uno de los baños hay un gran agujero en el techo que cuando el vecino de arriba se baña, cae agua abajo. Así lo pudo comprobar este medio mientras estuvo allí.

Arismendi no ha sido el único. Su vecino de al lado también sufre de inundaciones y tiene que hacer malabares para mantener su alfombra seca.

Y su vecina de al frente incluso se ha encontrado con culebras en su misma sala.

“Yo decidí irme hace como tres semanas. Lo peor que encontré fue una culebra. Una culebra que tuve que matar en dos pedazos porque tenía miedo de que se fuera, no saber dónde está y no poder entrar al apartamento. Dije: ‘me voy’. Después, mi bebé se volvió a enfermar y estuvo cinco días en el hospital”, manifestó Verónica Bibiano.

La mujer, también mexicana, cree que la humedad en su apartamento tiene que ver con una posible asma que está desarrollando su pequeño.

“Empezamos con ‘liqueos’ en el techo. Eso provocaba que saliera moho. Nunca pararon. Íbamos a dar quejas casi una vez a la semana. Entonces estaba yo embarazada. Ellos nunca han arreglado nada. Además, mi niño parece que va a desarrollar asma. Y dicen los doctores, que al parecer, esa humedad le hacía daño”, añadió.

Otro de los afectados es José Antonio Cortés, quien lleva un año viviendo en los apartamentos. “Lo que me indigna es que aquí no tengan un buen mantenimiento y que, no somos los únicos, pero seguro hay  más personas molestas por el mantenimiento que no se le da a estos apartamentos. Ellos piden la renta y si uno se pasa, están cobrando multas. Por nosotros no hay problema con pagar la renta, pero que den un buen mantenimiento”, expresó.

NO TE  PIERDAS: Vecinos denuncian malas condiciones en sus apartamentos (VIDEO)

Ante la circunstancia, MundoHispánico acudió a la oficina de administración del complejo para buscar una reacción al respecto, y la empleada que estaba en el lugar se negó a ofrecer una explicación. “No tengo tiempo para ti ahora”, dijo. Este medio pidió entonces el número de la empresa propietaria de los apartamentos, Sabra Property Management, para obtener alguna respuesta, y quien contestó al telefóno se limitó a decir que “no tenía comentarios”.

MundoHispánico entonces contactó con la ciudad de Brookhaven para notificar la situación, y la oficial Ebony Jefferson dijo que visitaría el lugar para tomar acción al respecto.

La ciudad siempre recomienda a sus inquilinos llamar al Departamento de Aplicación de Códigos para reportar las averías que afecten sus salud.

“Si los residentes de estos departamentos no tienen aire acondicionado o calefacción, si existen vidrios rotos que no han sido reemplazados, si existe fuga de agua, si estas fugas de agua o humedad han creado moho, pueden llamar al 404.637.0726”, dijo Jefferson.

ES TENDENCIA:

Top Stories