“Inmigración no está diciendo toda la verdad” (VIDEO)

La familia de un inmigrante latino que murió bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) no cree que se haya suicidado, tal como afirman las autoridades federales.

De acuerdo con el reporte oficial, Efraín Romero de la Rosa, de 40 años, se ahorcó en su celda en el Centro de Detención de Stewart, en Lumpkin, Georgia, mientras aguardaba la deportación a Puebla, México, la tierra que lo vio nacer.

ICE asegura que poco antes de la medianoche del pasado 10 de julio, los custodios realizaban un monitoreo de rutina en la cárcel, cuando hallaron a Romero inconsciente. El reo fue trasladado de emergencia a un centro médico cercano, donde fue declarado muerto.

Los familiares del mexicano, que residen en la ciudad de Raleigh, Carolina del Norte, dijeron a MundoHispánico que tienen muchas dudas en torno a esa versión, ya que Efraín estaba contento porque volvería a ver a sus padres, pues llevaba preso un buen tiempo.

Isaí Romero, hermano del fallecido, dijo a este medio que por más presiones y problemas que tuviera, Efraín nunca siquiera intentó atentar contra su vida y que, de hecho, la última vez que hablaron, este le manifestó que se encontraba emocionado porque estaba cerca de ser liberado, algo que nunca ocurrió.

“Creo que ICE miente o no nos está diciendo toda la verdad, por eso exigimos justicia”, señaló Isaí.

RELACIONADA: Muere otro inmigrante en manos de ICE

La pesadilla de Efraín comenzó en pasado 11 de marzo cuando fue arrestado por la policía del condado de Wake por cargos de manejar sin licencia y provocar un accidente y abandonar la escena.

Cuando ingresó a la prisión, fue abordado por los agentes de ICE, que de inmediato lo pusieron en hold bajo el programa federal 287(g). Apenas hacía unos meses había cumplido una condena por robo, que es considerado un delito grave.

La muerte de Romero ocurrió un día antes de que cumpliera 41 años y a menos de una semana de su deportación.

ICE ha dicho que al momento de la tragedia se encontraba recluido en una celda en solitario, que en Stewart la conocen como el ‘Hoyo’, donde usualmente encierran a prisioneros como castigo por haber tenido algún mal comportamiento.

Inmigración no ha revelado por qué se encontraba ahí ni tampoco ha hablado sobre el estado de salud físico y mental de Efraín, alegando que porque la investigación aún no concluye.

Sin embargo, Isaí declaró a MundoHispánico que Efraín sufría de un trastorno de bipolaridad desde hace varios años y que debido a esa condición tenía que tomar medicamentos, los cuales cree que no le permitían consumir en Stewart.

El Consulado General de México en Atlanta es otro que no está del todo convencido con la información que ha dado el Gobierno estadounidense con respecto a la muerte de Efraín, por lo que ha pedido a ICE que le dé un detalle completo del incidente e incluya los récords médicos y resultados de la autopsia del fallecido.

“Aparte de asistir a la familia del señor Romero en todo lo que podamos, vamos a tratar de llegar hasta el fondo de todo esto para determinar exactamente la razón de esta desgracia”, indicó a este medio el cónsul general, Javier Díaz de León.

TE VA INTERESAR: Juez examinará denuncias de abuso a jóvenes migrantes

Con la muerte del mexicano ya suman ocho los fallecidos bajo custodia de ICE en el año fiscal 2018. Cuatro de esas tragedias han ocurrido en Stewart, la segunda mayor cárcel de Inmigración en el país.

ICE asegura que está comprometido con la salud y el bienestar de todos sus detenidos y se comprometió en hacer una revisión exhaustiva de este incidente “como lo hace en todos los casos”.

Los grupos defensores de los inmigrantes aprovecharon el deceso de Efraín para nuevamente demandar el cierre de Stewart, alegando que los indocumentados sufren múltiples violaciones a los derechos humanos.

“Esta horrible tragedia marca la tercera muerte en Stewart en menos de 15 meses. ¿Cuántas personas más van a tener que morir antes de que el gobierno cierre este horrendo lugar?”, se preguntó la abogada Azadeh N. Shahshahani, de la organización comunitaria Proyecto Sur.

Apenas un mes antes de la muerte del mexicano, Project South y la Clínica Penn State Law Center on Immigrants ‘Rights Clinic’, publicaron un informe sobre las condiciones en Stewart.

En esa investigación expusieron irregularidades como la mala alimentación de los presos, el uso excesivo de la celda de aislamiento y la falta de acceso adecuado a la atención de salud mental, entre otras.

MundoHispánico continuará dándole seguimiento a este caso con miras a determinar qué está ocurriendo realmente en ese reclusorio.

ES TENDENCIA:

Top Stories