ICE revela que en área metropolitana de Atlanta las detenciones de inmigrantes incrementaron 80%

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha convertido a cualquiera que viva en el país de manera ilegal en un blanco de arresto y deportación, lo que ha elevado el número de detenciones de inmigración en más del 40 por ciento este año.

Y pocos lugares en la nación se han vuelto más peligrosos para los inmigrantes indocumentados que el área metropolitana de Atlanta, una ciudad muy atractiva para esta comunidad debido a su auge en trabajos de construcción y servicios, pero donde la política conservadora y las nuevas directrices nacionales de inmigración han incrementado el número de arrestos y deportaciones.

La oficina regional del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en Atlanta realizó casi un 80 por ciento más de detenciones en el primer semestre de este año que en el mismo periodo del año pasado, el mayor incremento de cualquier oficina local en el país, informó el New York Times.

Si bien el gobierno de Barack Obama deportó una cantidad récord de inmigrantes indocumentados, instruyó a los agentes del ICE a enfocarse en criminales peligrosos y en inmigrantes recién llegados, a diferencia de la actual administración, que les permite detener y deportar a cualquier persona que se encuentre en Estados Unidos con un estatus ilegal.

RELACIONADO: Familia de hispano que murió “por culpa de borracho” rompen el silencio

De esta manera, los alguaciles locales y la policía han estado trabajando con los agentes federales para identificar y detener a inmigrantes, un modelo de cooperación que la administración de Trump está tratando de expandir rápidamente en todo el país, incluso bajo la amenaza de recortar las subvenciones para seguridad pública en caso de no cooperar con las nuevas y más estrictas políticas inmigratorias.

El New York Times consigna que, cada pocas horas, un inmigrante indocumentado es registrado en una cárcel del condado por cargos que van desde una agresión hasta no señalar una vuelta mientras conduce un auto. Luego, la prisión alerta al ICE, contrario de lo que sucede en las llamadas ciudades “santuario”, donde las autoridades locales se niegan a entregar a los inmigrantes indocumentados a la agencia federal, excepto en los casos que involucran crímenes más graves.

Las noticias sobre los arrestos fluyen a través de las calles de las comunidades de inmigrantes indocumentados en Atlanta, que también han encontrado en Facebook un sistema de alerta anticipada para la gente desesperada por saber dónde está operando el ICE en la zona.

La oficina del ICE en Atlanta realizó 7,753 arrestos en Georgia y las Carolinas entre enero y junio, la mayor cantidad para cualquier oficina de campo, excepto la de Dallas, y un aumento de casi el 80 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado.

“Si estás en este país de manera ilegal, debes estar asustado. “Probablemente vamos a tocar (a tu puerta) en algún momento”, advierte Sean Gallagher, director de la oficina del ICE en Atlanta.

Top Stories